Saltar al contenido

Campeón mundial de carreras: 53 años después de una de las mayores hazañas

El 4 de noviembre de 1967, la "Academia" se convirtió en el primer equipo argentino en conquistar el Intercontinental venciendo al Celtic de Escocia en Montevideo.

Campeón mundial de carreras: 53 años después de una de las mayores hazañas

Campeón mundial de carreras: 53 años después de una de las mayores hazañas

Hace pocos meses, el Racing Club de Avellaneda fue el segundo club argentino en convertirse en campeón americano y, junto con Independiente, fue el único en triunfar, aunque el «Rojo» lo había logrado dos veces. El azul y el blanco, sin embargo, iban a alcanzar otro hito.

El derecho de haber derrotado a Nacional de Uruguay en tres partidos le dio la oportunidad de jugar contra los campeones europeos. El Celtic escocés de Jock Stein, un revolucionario entrenador escocés que llevó a los Glasgowers a la cima de su país y del continente, dejando atrás a los gigantes. Pero el muy notorio «Equipo de Joseph» fue para ponerle fin.

En el partido de ida, que se jugó en Hampden Park el 18 de octubre, los locales ganaron el partido 1-0 con un gol de Billy Mc Neill. Era hora de volver a Avellaneda, donde el Cilindro estaba repleto de 120.000 espectadores, como se informó en su momento, y el Racing se llevó la victoria por 2-1 a través de los goles de Raffo y Cárdenas para dar vuelta el juego tras el gol de Gemmell.

Sin tiros de penalti, ni tiempo extra, ni diferencia de goles, todo se decidiría en una carrera a cara o cruz en el Estadio Centenario de Montevideo. El Racing tuvo dificultades para cruzar el charco y conocer el estadio, pero con la desventaja de que una gran parte de los uruguayos simpatizaba con el Celtic.

En una batalla real, en la que varios jugadores fueron eliminados de ambos lados, el «Equipo de José» ganó con un gol de la antología. Once minutos del segundo tiempo se jugaron cuando «Chango» Cárdenas golpeó el gol de John Fallon y disparó desde 30 metros para colgar el balón desde un ángulo y desatar la locura.

Cuando llegó el momento, Racing fue campeón mundial, el primer club argentino en levantar este trofeo y traerlo a Avellaneda. En ese momento, Juan José Pizzutti se convirtió en la gran figura e ídolo de toda una ciudad y un país, que se unieron para celebrar un fútbol diferente, una vida diferente.

En 2020, 53 años después de las celebraciones del centenario, por primera vez «Tito» no podrá celebrar con su familia y amigos después de perder la vida el 24 de enero a la edad de 92 años. Sin embargo, su legado y su sello en la ‘Academia’, vivirá para siempre ya que su equipo ha logrado algo único para el fútbol argentino.