Saltar al contenido

Independiente empató 1-1 a la hora de juego contra Colón en un partido de infarto.

La "Roja" la perdió con un gol de Morelo, pero a los 90 Rodríguez apareció para empatar y en la última jugada del partido Sosa detuvo un penal a Olivera para evitar la derrota.

Independiente empató 1-1 a la hora de juego contra Colón en un partido de infarto.

Independiente empató 1-1 a la hora de juego contra Colón en un partido de infarto.

Después de clasificarse contra el Atlético en Tucumán, Independiente regresó a la Libertadores de América para dar su segundo paso en la Copa Liga Profesional, donde debutó como líder de la zona tras vencer a Central Córdoba. En el otro extremo de la escala, Colón de Santa Fe, que había ganado contra Defensa y Justicia, quería ser el único contendiente principal.

Desde el principio, los ‘rojos’ trataron de imponer condiciones en el campo, creando peligros iniciales en la portería de Burián, hasta que 13 minutos después, con un poco de suerte, el ‘sabalero’ encontró el gol. Chancalay terminó el juego desde la esquina y tras golpear el travesaño, el balón quedó en manos de Morelo, que estableció la ventaja de 1-0 en medio de unos cuantos cañones.

A partir de ahí, el visitante tomó el control del balón y alejó a Independiente de su meta, incluso tuvo algunas oportunidades de volver a vencer a Sosa y tomar ventaja. Sin embargo, el final del primer tiempo fue decisivo para los jugadores entrenados por Lucas Pusineri, que cambiaron su rostro en el segundo tiempo.

Con varias modificaciones en el ataque, lo más notable, el «Rojo» fue por paridad y golpeó varios meces con la defensa de Colón, pero sin indicación y el tiempo comenzó a presionar. Sin embargo, entre varios de sus encargados, Lucas Rodríguez apareció solo en un centro y fue decapitado en el minuto 45 para hacer el 1-1.

Con seis minutos de juego, que Trucco añadió, el local fue el hombre para la victoria que se merecía en ese momento, pero en un contraataque estaba contra las cuerdas. Una mano como menos polémica de Lucas Romero fue sancionada por el árbitro y después de 50 minutos el «Sabalero tuvo la victoria por tiro penal».

Cara a cara con Sosa, Olivera disparó muy suavemente, y el uruguayo adivinó que evitaría la derrota para su equipo y condenaría la final, dejando a ambos como líderes. Independiente visitará ahora la Defensa y Justicia, mientras que Colón recibirá al Central Córdoba de Santiago del Estero al final de la primera ronda de partidos.