Saltar al contenido

Messi alcanzó el gol 700 pero el Barcelona empató con el Atlético de Madrid

El crack argentino le picó de penalti para llegar al número de ronda, pero el 2 a 2 en el Camp Nou antes de los dirigidos por Simeone lo aleja de la pelea por La Liga.

Messi alcanzó el gol 700 pero el Barcelona empató con el Atlético de Madrid

Messi alcanzó el gol 700 pero el Barcelona empató con el Atlético de Madrid

La historia te dirá que Lionel Messi marcó su gol número 700 contra el Atlético de Maadrid con un penalti y la tontería de apuñalarlo, pero el presente se centra en lo malo que es el presente del Barcelona, que ha empatado tres de los seis partidos desde que regresó de la Liga, perdió la ventaja con el Real Madrid y se acerca al final de la temporada donde puede que no consiga un trofeo.

Esta vez, el juego parecía conformarse con el equipo local, que comenzó el partido con un gol contra Diego Costa tras un córner marcado por el propio Messi. Pero sólo seis minutos después, el equipo de 12 pasos de Simeone encontró la oportunidad y surgió una situación extraña.

Costa decidió enmendar, pero Ter Stegen adivinó el palo, salvó el tiro y envió la pelota a la esquina. Sin embargo, el VAR advirtió al árbitro principal que el alemán no estaba parado con un pie en la línea, como dictan las reglas, y que debería haber hecho otro disparo. Esta vez el balón fue tomado por Saúl Ñiguez, que no falló 1-1.

Sin muchas acciones peligrosas, Lionel Messi estuvo cerca del gol 700 en dos ocasiones, la primera fue un gran disparo que rozó el poste derecho de Jan Oblak, y la siguiente, un tiro libre que se apoderó de la barricada, pero una jugada defensiva ayudó al portero esloveno.

En la segunda ronda el juego estuvo al borde del fracaso. Semedo cayó en la zona y José Hernández Hernández fue agredido. Esta vez Lionel Messi tuvo una oportunidad de gol definitiva y no la desaprovechó. Con clase y un gesto distinguido para el recuerdo, lo picó para la parte 2-1, que fue difícil.

No debería tardar mucho, porque en uno de los ataques del Atlético de Madrid, el mencionado Semedo, que había sido decisivo para el triunfo por 2-1, fue el villano que le dio un penalti infantil a Ferreira Carrasco. Con la confianza del primer tiro, Saúl recogió el balón de nuevo y con ganas de aumentar el empate 2-2.

Sin ritmo de juego y sin oportunidades claras, el Barcelona ha vuelto a caer a un nivel de fútbol muy bajo, dejando a un equipo del Real Madrid compensar su partido contra el Getafe en Valdebebas, con la desventaja de que si están igualados a puntos en la cima, el equipo de Zdane será campeón. La crisis se está profundizando, y en agosto todo apunta a que algunas cabezas van a rodar.

Notas relacionadas