Saltar al contenido

«Divorcio consensuado»: los fondos extranjeros no quieren comprar más bonos argentinos

Según fuentes del mercado, los fondos extranjeros atrapados en pesos se niegan a incorporar más papeles locales. Están esperando el canje anunciado por el gobierno para recibir los bonos en dólares y abandonar el riesgo argentino.

Las recientes colocaciones de deuda corporativa y provincial han dejado claro que los fondos extranjeros ya no quieren invertir en activos argentinos. Según El Cronista, recientemente quedó claro que la estrategia de fondos como Templeton y Pimco es mantener los pesos y salir de Argentina sin renovar la deuda ni hacer nuevas emisiones en pesos. Esperan obtener los bonos en dólares prometidos por el gobierno y luego renunciar al riesgo local.

El aumento del valor del dólar después del acuerdo, que está contribuyendo a las presiones inflacionarias, y las tasas de interés reales negativas están desalentando la inversión de estos fondos en bonos argentinos. Al mismo tiempo, advierten que las tasas de los bonos vinculados al dólar cerca del 0% no son una buena opción para estos gigantes de Wall Street.

Recientemente ha habido muchas colocaciones de deuda corporativa y provincial. La atención se ha centrado principalmente en las colocaciones vinculadas al dólar, muchas de las cuales se han negociado al 0% y sólo han ofrecido cobertura de divisas. También se observaron colocaciones de deuda nacionales y provinciales.

La semana pasada, el gobierno nacional logró colocar una nueva deuda por un monto de 117.213 millones de pesos en bonos del tesoro con descuento (LEDES) y bonos ajustados por inflación. La Ciudad de Buenos Aires llevó a cabo la reapertura del bono BCD24, que vence en marzo de 2024, y colocó deuda por un total de 11.587 millones de pesos en el mercado local. El gobierno de Buenos Aires recibió ofertas de 14.257 millones de pesos. Aproximadamente el 35% de los participantes eran compañías de seguros, el 30% eran fondos de inversión (FOMIN) y el resto se distribuyeron entre clientes corporativos e inversores privados. Un porcentaje similar de colocaciones suele figurar en las licitaciones.

Un indicio coloreado es que los fondos extranjeros de las operaciones de deuda en pesos fueron exportados al mercado local. Estos fondos, como Templeton, PIMCO y otros, han incluido grandes cantidades de pesos en el mercado local. Sin embargo, tras su reciente actitud en las mediaciones, no parecen estar tratando de aumentar su exposición a los activos locales.

«Los fondos internacionales atrapados en pesos no quieren saber de los bonos argentinos. Tienen muchos pesos, pero no compran nada. Están esperando el canje anunciado por el gobierno para obtener los bonos en dólares y salir de Argentina. Para estos inversores, no hay crédito, ni riesgo de crédito, ni límite de tiempo para entrar en los activos argentinos. No quieren quedarse aquí ni un segundo más. Sus pesos se colocan en el mercado monetario de la FCI y apuestan a Liqui con lo que pueden. La situación es dramática. Es muy preocupante porque tienen muchos pesos y hay que mantener la presión sobre el tipo de cambio», advirtió una fuente cercana a ellos en recientes colocaciones en el mercado local.

El gobierno presentó la oferta final de intercambio de deuda a la SEC…

En una entrevista con otra de las principales aseguradoras de crédito del mercado, un comerciante El Cronista dijo que el daño a estos fondos era demasiado grande, por lo que su posición era clara: «Quieren salir tan pronto como reciban los bonos en dólares».

«Esperan el bono en dólares que Alberto prometió dejar. El gobierno quiere que estos actores abandonen el país para quitarle presión al dólar, al mismo tiempo que deja claro que estos actores también quieren irse. Sin embargo, la presión sobre el dólar se mantiene porque muchos pesos están atrapados en los fondos T+0 y los cortos vencimientos de la deuda parecen poco fiables. La historia del dólar continuará», dijo el especialista.

Por último, otro importante colocador del mercado local advirtió de la misma situación y remitió el contexto del mercado interno a las decisiones de inversión de los fondos.

«Estos fondos están comprando bonos vinculados al dólar, ya que la gran mayoría de estos bonos hoy en día rinden 0% de retorno y sólo proporcionan cobertura. Algo similar ocurre con los bonos de cerio, ya que los tipos de interés han sido llevados a un nivel realmente bajo para hacerlos atractivos para la inversión. Si el dólar vuelve a subir, su posición será aún más deficitaria. Sólo buscan hacer un regateo de sus posesiones de pesos aparte. Su participación en las licitaciones locales es mucho menor que en el pasado y mantendrá el tipo de cambio débil en el futuro», dijo el comerciante.