Saltar al contenido

Dólar: con una fuerte presión sobre el azul reabre el mercado después de versiones de más de 200 pesos.

Después del debate interno del gobierno sobre qué hacer con la cuota mensual de 200 dólares del dólar solidario mientras las reservas internacionales se desmoronan, se reveló que el 50% que compra para el ahorro, vende los billetes y hace "puré"

Dólar: con una fuerte presión sobre el azul reabre el mercado después de versiones de más de 200 pesos.

Dólar: con una fuerte presión sobre el azul reabre el mercado después de versiones de más de 200 pesos.

Tras el debate interno del gobierno sobre cómo tratar con el mercado del dólar revelado por El Cronista el viernes, se pusieron expectativas sobre el desarrollo que tendrá hoy el mercado de divisas.

Como se explica aquí, la continua pérdida de las reservas del BCRA encendió las luces de advertencia sobre los peligros que se avecinan en caso de una hemorragia continua. Y los ojos estaban puestos en el tope de 200 pesos al mes para comprar al precio oficial del Tesoro.

Si continúa el aumento del 20% en el número de titulares de cuentas que compraron en agosto, el BCRA podría perder hasta 1.000 millones de pesos este mes debido a la demanda de sus propias acciones, que, como se informó ayer, fue un 50% más alta que el comercio «mush». Esta es la venta de dólares comprados en el mercado oficial al mercado azul.

Por cada dólar ahorrado, se estima que quedarán 1 billón de pesos de reservas

De los 3.3 millones de personas que tomaron su cuota de 200 pesos en junio, cerca de la mitad vendieron estas entradas, ya sea a los árboles de Florida, a una cueva, con el dólar amistoso a un pariente o amigo, o la fabricación de un puré diferido, que consiste en ahorrar durante dos o tres meses y luego venderlos todos juntos de nuevo en previsión de una apreciación de la moneda.

En la ciudad, la gente especula que si se corta el dólar, el azul subirá porque la oferta será mucho menor: «Ya es pequeño por la falta de turismo y movimiento, pero la factura será apretada sin esta oferta. Con todos los rumores que se han creado, la tendencia es obviamente al alza.

El mercado del azul está entre 5 y 6 millones de pesos por día, con picos de 8 millones de pesos: «Si se levanta la cuarentena, probablemente subirá a 10 millones de pesos. Y con toda la economía sumergida que tendremos a causa de la crisis, podría llegar a 15 millones de pesos», estiman en las tablas.

«Esta es la realidad: Hay gente que puede ahorrar mucho gracias a la cuarentena, principalmente bancos, empleados del gobierno, algunas empresas de metal, pensionistas, que exigen el máximo, estamos hablando de 3,5 millones de personas con alguna capacidad que pueden ahorrar su cuota de 200 pesos.

añade que aquellos que tienen la capacidad de ahorrar preferirían tener dólares en sus manos hoy en día en lugar de tener un plazo fijo o invertir en el mercado de valores. Hoy en día 675.000 personas invierten en el mercado de valores, pero sólo unas 350.000 están activas. En general, sólo la mitad de las cuentas abiertas por los grandes corredores están activas.

Usted afirma que hay ahorros en dólares porque los depósitos en moneda extranjera crecen cuando no se trata de vencimientos fijos sino de que la caja de ahorros acumule la cuota de 200 pesos.

«La verdad es que si se cierra la cuota, esta gente seguirá comprando dólares, algunos irán al azul, otros comprarán mercancías, y muchos serán importados, que el BCRA tendrá que suministrar o, si se niega, desencadenará el contrabando, como hizo entre 2013 y 2015, cuando hubo un auge y el azul creció como una locura, porque el contrabando es todo lo que está en contra del azul», explica un corredor.

Otro cambista cita este ejemplo: «Si la mitad del país está en la lista de pobreza y se estima que hay 5 millones de compradores en agosto, no me sorprendería que los billetes acaben por reventar cuando haya demanda de pesos. Si ganas más de 10.000 pesos para una pareja que lo hace, es un IFE más».

El puré puede ser entre parejas, un amigo o un pariente, por lo que es difícil medir el puré, porque por 200 pesos no se entra en una cueva, por lo que a veces la gente compra, recoge 800 pesos y 1000 pesos y las vende, por lo que la diferencia es mayor.

El dólar paralelo es un negocio que se centra principalmente en el capital, que se mueve de acuerdo a la diferencia de tipo de cambio: si cae por debajo del 80%, el dólar blue comienza a abaratarse, por lo que piensan que es muy difícil en este sector caer por debajo del 70 o 75% de la diferencia con el dólar oficial, pero si la tasa de ahorro se reduce o recorta a 100 pesos, esperan que se estabilice por encima del 100% con el tiempo, que es lo que teme Martín Guzmán.

«El azul es un mercado al contado, no se mueve tanto contra las expectativas como contra la TCC o el MEP, sino más bien contra la oferta y la demanda en este momento. De los ahorros en dólares se puede concluir que si hay un buen suministro en este momento, no pasará nada», revelan fuentes que conocen el mercado.