Saltar al contenido

Dólar: el azul cayó 3 pesos y el financiero se desplomó al 6% ante una nueva intervención

El paralelo cayó a 178 pesos, mientras que el dólar financiero cayó bruscamente ante una mayor intervención del gobierno en el mercado de bonos.

Dólar: el azul cayó 3 pesos y el financiero se desplomó al 6% ante una nueva intervención

Dólar: el azul cayó 3 pesos y el financiero se desplomó al 6% ante una nueva intervención

Las intervenciones siguen marcando el pulso del dólar financiero y el azul Tras dos días marcados por la aparición de «manos amigas» y el llamamiento a las agencias de compensación y liquidación (AC) para que no lleven a cabo liquidaciones en efectivo (TCC) o transacciones con los diputados del Parlamento Europeo, el Gobierno ha vuelto a reforzar su estrategia y ha conseguido llevar el paralelo a 178 pesos, es decir, 17 pesos por debajo del récord establecido el viernes, mientras que la TCC y los diputados del Parlamento Europeo sufrieron pérdidas de alrededor de 28 y 18 pesos, respectivamente, desde sus máximos del pasado jueves.

Tras la exitosa subasta de bonos realizada ayer por el Tesoro, que le permitió devolver otros 100.000 millones de pesos al Banco Central (BCRA) en forma de anticipos de transición, el gobierno no escatimó artillería para derribar el dólar financiero y cerrar la brecha del tipo de cambio.

El efectivo con indemnización por despido cayó un 6,3% a 152,30 pesos, mientras que el dólar MEP cayó un 5,3% a 144,85 pesos. Desde el jueves pasado han acumulado pérdidas del 15% en el caso de la Tasa de Cambio Climático y del 11% en el caso de los diputados.

El sector reconoce que el descenso, como en los días anteriores, se debe a los bajos volúmenes de comercio y a la fuerte intervención del gobierno en la venta de valores. «Había muy poco comercio y salieron a reducirlo de nuevo. Muchas ventas fueron descubiertas por las empresas y los fondos de inversión (FCI)», explican, «Se agotaron durante todo el día. Lo bajaron bruscamente», añaden desde una empresa pública.

Mientras tanto, el dólar blue parecía dirigirse hacia un precio de cierre de 181 pesos, un nivel que mantuvo casi todo el día. Sin embargo, perdió otras 3 pesos al cierre del mercado, cayendo a 178 pesos. Hay que recordar que las pérdidas acumuladas por el paralelo se debieron en gran parte a la aparición de «manos amigas» que reforzaron el suministro.

En cambio, el dólar al por mayor subió un centavo desde el precio de cierre de ayer de 78,31 pesos. Mientras tanto, el dólar minorista se mantuvo sin cambios en 82,50 pesos en las pantallas del Banco Nación (BNA), mientras que el promedio del banco central entre los bancos fue de 83,90 pesos.

Según Gustavo Quintana de PR Cambios, los volúmenes de comercio en el segmento de efectivo fueron de 184,116 millones de pesos, mientras que el sector de futuros del MAE registró transacciones por 48,285 millones de pesos.

Según fuentes del mercado privado, el BCRA habría vendido 40 millones de pesos adicionales este miércoles, poniéndolo en posición de venta por unos 170 millones de pesos en el balance de esta semana.

Un gesto con efecto limitado

En cuanto al impacto que la exitosa colocación de bonos por parte del Tesoro podría tener en la brecha del tipo de cambio, los analistas del mercado están de acuerdo en que será limitada. El problema básico sigue siendo, están de acuerdo.

«Me parece que para tener un fuerte impacto, el gobierno tendrá que dar señales de consolidación fiscal y monetaria, que actualmente no son evidentes. La presión se explica en gran medida por la falta de seguridad política y el aumento del déficit presupuestario, que se ha financiado casi en su totalidad con medios monetarios», analizó Juan Ignacio Paolicchi de Eco Go. «Tal vez el acuerdo con el FMI pueda dar una ‘etiqueta de calidad’ al programa del gobierno y así ayudar a reducir la brecha. Pero creo que entienden de dónde viene el problema, de ahí las licitaciones o el anuncio de que deducirán 100.000 millones de pesos para anticipos temporales, pero si no se quitan de en medio, no creo que eso sea muy sostenible», añadió.

Matías Rajnmerman, economista jefe de Ecolatina, añadió: «Creo que la señal fiscal para el retorno de los anticipos temporales puede ayudar un poco, pero no creo que cambie el curso de los acontecimientos. Tengo la impresión de que si la brecha se está estrechando, es más porque el dólar está a un nivel muy caro que por este gesto. Si viene con dólares extranjeros, debe recordar que Argentina es el país más barato de los últimos 30 años.