Saltar al contenido

El hipotecario renegoció el ON, pero paga con fondos propios 215 millones de pesos.

La entidad dirigida por Eduardo Elsztain pudo aplazar a cinco años 78,3 millones de pesos de su vencimiento de 279 millones de pesos. Dadas las restricciones de acceso al MULC, pagó ayer 59,5 millones de pesos de capital e intereses y el 30/11 cancelará otros 156,5 millones de pesos.

El hipotecario renegoció el ON, pero paga con fondos propios 215 millones de pesos.

El hipotecario renegoció el ON, pero paga con fondos propios 215 millones de pesos.

Banco Hipotecario finalmente, y después de varios aplazamientos para lograr una mayoría más cómoda, completó la liquidación del canje de su ON Clase XXIX por un monto de 59,5 millones de pesos, con una participación del 46,66% del capital total.

El cierre se produjo en un contexto en el que el BCRA restringe el acceso a los dólares e impone una reestructuración del 60% de los vencimientos inmediatos hasta enero para poder comprar dólares en el mercado.

Ayer por la tarde, el agente hipotecario anunció el pago de más de 59 millones de pesos y que pagará otros 156,5 millones de pesos el 30 de noviembre, incluyendo los intereses acumulados. La deuda total de capital era de aproximadamente 279 millones de pesos. La cantidad restante de 78,3 millones de pesos se pagará con nuevos bonos a 5 años

. La declaración establece que «el acuerdo incluye un pago en efectivo del 42% del principal equivalente a 54.835.200 pesos, intereses acumulados de 4.738.240 pesos y la emisión de nuevos bonos a 5 años por 78.336.000 pesos». «Se pagó un total de 59.573.440 pesos el día del evento», dijo.

Además, «el banco debe pagar 149.241.000 pesos de capital y 7.275.498,75 pesos de intereses sobre el saldo de ON XXIX el 30 de noviembre de 2020». La compañía hipotecaria pagará estos vencimientos con sus propios fondos.

Declaró que «actualmente tiene dólares en su cuenta de corresponsalía en el extranjero y, para realizar el pago, debe transferir al extranjero desde su cuenta local en dólares una cantidad inferior al 20% del principal original que debería haber sido pagado antes de que se realizara la operación de cambio».

La sociedad, cuyo principal accionista es el Estado con más del 60% de las acciones -incluyendo a la ANSeS y al propio Banco Central, encabezado por Miguel Pesce- pero el 35% de los votos, está encabezada por Eduardo Elsztain, propietario de la IRSA, que posee alrededor del 40% de los votos a través de varias empresas.

Negociaciones

La renegociación tuvo lugar cuando, al borde de la fecha de vencimiento de ON, el Banco Central decidió que las empresas con fecha de vencimiento en enero sólo tendrían acceso al 40% de los dólares necesarios para su terminación en el Mercado Único y Libre (MULC).

El 60% restante debía ser renegociado después de dos años o cancelado con el capital existente.

Esta fue una forma de cerrar aún más la demanda de dólares en el fragor de la lucha contra la brecha del tipo de cambio.

Sin embargo, las negociaciones, que incluyeron ofertas de pago en efectivo, no condujeron a la plena adhesión al final de los plazos originalmente previstos.

«El resultado de esta importante transacción permite al banco hipotecario pagar parte de sus vencimientos en dólares a corto plazo y extender y optimizar el perfil de su deuda. De esta manera, el Banco cuenta con los fondos necesarios para cumplir con sus obligaciones en pesos y mantener una sólida posición de liquidez en línea con el resto del sistema financiero argentino», concluyó la empresa.