Saltar al contenido

El riesgo país superó los 2100 puntos y los ADR locales cayeron al 5,5% en Wall Street

El índice que mide a JP Morgan subió 11 unidades en respuesta a una nueva corrección de la renta fija del dólar. Los ADR y el Merval, por su parte, se negociaron con el telón de fondo de los mercados financieros internacionales.

El repunte de los activos financieros locales que significó el acuerdo de la deuda está definitivamente detrás de nosotros. En contraste con la tendencia alcista observada el miércoles en los principales mercados financieros internacionales, tanto los bonos del Estado denominados en dólares como las acciones de empresas argentinas sufrieron nuevos reveses. Como una especie de recordatorio de que se ha disipado la incertidumbre que rodeaba las negociaciones entre el gobierno y los principales grupos de acreedores, han resurgido los numerosos retos que aún afronta el país.

Los bonos del gobierno en dólares emitidos bajo leyes extranjeras mostraron correcciones de hasta 0.85%. Sin embargo, las disminuciones de los valores denominados en dólares en virtud de la legislación local fueron más profundas: hasta el 2,1%, encabezadas por Bonar 2024 (AY24), seguido por Bonar 2020 (AO20), Discount y Bonar 2037 (AA37), que perdieron un 2% cada uno.

Estos contratiempos hicieron que el riesgo país cayera al nivel de 2100. El índice de JP Morgan sumó 15 unidades, hasta 2108 puntos básicos.

Las perspectivas de las acciones locales no se veían mucho mejor. Las acciones de las empresas argentinas mostraron la mayor parte de sus caídas tanto en Buenos Aires como en Nueva York el miércoles.

En Wall Street, donde los índices principales subieron bruscamente ante las renovadas expectativas sobre el progreso de la vacuna Moderna, las direcciones locales profundizaron las pérdidas firmadas ayer y perdieron un 2,7% de media. Las pérdidas llegaron al 5,6%, con las acciones de YPF a la cabeza. La misma tendencia se observó en el mercado de valores local. El índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cayó un 4% a 48.970 puntos el miércoles.

«No es que haya habido ninguna noticia específica que explique las caídas. Sin embargo, suponiendo que el canje de deuda se haga efectivo como se ha anunciado, el mercado se está preocupando poco a poco por cómo resolver los desequilibrios que existen hoy en día en la economía argentina. Esto explica la volatilidad», analizó Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Sin embargo, añadió: «La tendencia parece estar clara, pero no hay un volumen en la escala que nos lleve a creer que el juego ha cambiado. Además, la actual volatilidad del tipo de cambio que estamos experimentando en un país como la Argentina no está ayudando».

Un análisis similar fue llevado a cabo por Federico Furiase, director de Eco Go. «Aunque se espera que la liquidación de la deuda sea satisfactoria, aún no se ha completado. Y entonces el mercado querrá señales positivas sobre la consolidación fiscal después de la pandemia y las negociaciones con el FMI para que los bonos continúen comprimiendo los diferenciales en un mundo de hiperliquidez y tasas de interés reales negativas», argumentó.

«Existe un problema con la brecha creada por la incertidumbre que rodea a la consolidación fiscal y los desequilibrios monetarios, con activos en pesos que han sido bastante comprimidos, especialmente en la curva del CER, y tasas en pesos por debajo de las tasas implícitas del Rofex. Todo esto está presionando la brecha y las reservas y está causando tensiones en los bonos y las acciones después del repunte tras el acuerdo con los principales acreedores», añadió.