Saltar al contenido

La demanda de turnos para ir al banco a retirar dólares está creciendo

El 28 de agosto, los depósitos en dólares del sector privado disminuyeron en 75 millones de pesos en un solo día; varias instituciones reconocen que la demanda ha aumentado e incluso hay una lista de espera en algunas sucursales.

La demanda de turnos para ir al banco a retirar dólares está creciendo

La demanda de turnos para ir al banco a retirar dólares está creciendo

Los depósitos privados de 32.492 millones de pesos el 9 de agosto de 2019, el viernes antes de la elección de la ODEPA, establecieron un récord que se aleja cada día más. Hoy, menos de 13 meses después, han caído casi a la mitad.

La desconfianza causada por este colapso no puede, por supuesto, compararse con la de agosto del año pasado. Pero eso no significa que haya desaparecido. Crece o se vuelve insensible, pero permanece. Prueba de ello es el hecho de que el 28 de agosto del año pasado los depósitos privados cayeron en 75 millones de pesos, de 17.238 millones a 17.163 millones.

De esta cantidad, 12.310 millones de pesos se encuentran en bancos de ahorro, por lo que está inmediatamente disponible para las personas que lo utilizan como una especie de caja de seguridad gratuita, ya que la demanda de cajas de seguridad se ha colapsado en las sucursales de los microcentros. Hay ahora 4323 millones de pesos, que sólo pagan el 0,5% anual, y el resto son depósitos fijos.

Los bancos confirman que concederán plena disponibilidad de turnos. En el Banco Nación, por ejemplo, sólo anteayer se trabajaron 28.694 turnos para operaciones por caja registradora. En la ciudad, admiten que en algunos lugares del interior del país hay incluso una lista de espera para retirar las divisas adquiridas a través de la banca a domicilio. En una unidad admitieron que en el área del Gran Buenos Aires, las sucursales de Lomas de Zamora, Quilmes, Lanús y Pilar se agotan en las próximas dos semanas. En las provincias, sin embargo, las mayores listas de espera están en Mendoza, la capital San Luis, Villa Mercedes y Merlo.

Lo que nadie quiere perderse es la cuota de 200 pesos, que va tan lejos que los bancos están vendiendo entre el 20% y el 25% más que en la misma época del mes pasado. Mucha gente lo compra lo antes posible por temor a que se le corte en cualquier momento. De hecho, el primer día laborable de septiembre, cuando se renovó la cuota mensual, los depósitos en dólares del sector privado subieron de 17.160 a 17.320 pesos.

Los ahorradores ya no prestan atención al nivel de las comisiones bancarias por los dólares que, al mantener cautivos a sus clientes (que temen comprarlos en otro lugar debido al nuevo control de las transferencias por coleros digitales), ampliaron los márgenes y la diferencia entre el final de la compra y la venta es ahora de más de 5 pesos.

Macro se vende a 79,25 pesos, Galicia a 79 pesos, Itaú a 78,85 pesos, HSBC a 78,80 pesos, BBVA a 78,79 pesos, Supervisor y Patagonia a 78,75 pesos, Santander a 78,50 pesos, Nación y Credicoop a 78,20 pesos, Brubank a $78.15, Piano a $78.14, City a $78, ICBC a $77.70 y Online Exchange a $76.70, como se indica en la página web de la BCRA, que muestra el tipo de cambio al por menor ofrecido por cada unidad.

El problema es que el regulador no permite que los bancos aumenten las comisiones de los productos y han encontrado un hueco en el segmento del mercado de valores donde pueden hacer rentable un negocio que crece mes a mes.

Según una estimación preliminar de varios bancos encuestados, en septiembre se alcanzará un nuevo récord en la venta de ahorros en dólares, lo que significará una salida de las escasas reservas de liquidez libremente disponibles del banco central.