Saltar al contenido

Los bonos caen más del 4% y los ADR pierden casi el 10% en respuesta a la mayor vinculación del dólar.

El mercado reacciona negativamente a la medida. Sin embargo, desde la Ciudad habían advertido que con el número de reservas en caída libre, los dólares llegaban hasta noviembre. Las ADR presentes caen más del 8%.

Los bonos caen más del 4% y los ADR pierden casi el 10% en respuesta a la mayor vinculación del dólar.

Los bonos caen más del 4% y los ADR pierden casi el 10% en respuesta a la mayor vinculación del dólar.

Los bonos argentinos negociados en Nueva York caen un poco más del 5% después de la medida de conversión impuesta por el BCRA anoche. El mercado se está preparando para una super-trampa para el dólar, con más restricciones monetarias que podrían dañar aún más la economía. Aunque el anuncio no fue bien recibido, advirtieron que al ritmo que el banco central está perdiendo reservas, el dólar subirá en noviembre.

La unidad, presidida por Miguel Ángel Pesce, decidió que el gasto con tarjetas en el extranjero ocuparía parte de la cuota mensual de 200 pesos, fijó una retención del 35% para la compra de ahorros en dólares o el gasto con tarjetas en el extranjero, amplió a 15 días el período de estacionamiento para la compra de valores en moneda local y decidió restringir el acceso al mercado a las empresas con deudas de más de 1 millón de pesos al mes.

Todos los bonos en dólares según el derecho internacional muestran descensos de más del 4%. La parte más corta de la curva muestra descensos del 3,7% en Global 2029, 4,04% en Global 2030. Las partes media y larga de la curva muestran descensos de la misma magnitud: Global 2035 perdió 2,7%, el bono hasta 2038 perdió 4,2%, el bono hasta 2041 perdió 3,2% y el bono hasta 2046 perdió 2,9%.

Uno de los puntos más controvertidos de la medida es el que afecta al reembolso de las deudas financieras y que obligará a reestructurarlas. La decisión fue la que tuvo peor aceptación.

Los analistas de Delphos Investment señalaron que el BCRA ha determinado que las empresas no podrán cancelar todas las deudas financieras que vencen antes del 30 de marzo del próximo año, abriendo así un frente no subvencionado anteriormente.

«Si bien es cierto que la presión de los pagos privados por la deuda contraída en los últimos 4 años es un argumento que complica el escenario general de los negocios y las inversiones futuras, también es cierto que la presión de los pagos privados por la deuda contraída en los últimos 4 años es un argumento que complica el escenario general de los negocios y las inversiones futuras. Es claramente la más ofensiva de todas las medidas anunciadas», subrayaron.

La tasa de interés de los bonos sube Así que, a medida que los bonos caen, la tasa de interés de los bonos sube de nuevo. Lejos de aspirar a una tasa de interés del 10%, los bonos argentinos vuelven a aspirar a altas tasas de interés, mientras que el impulso de la curva se vuelve negativo. Estamos viendo una reversión de la curva de la deuda pública y un desplazamiento hacia arriba.

Todos los síntomas de debilidad y negativo para los bonos. De hecho, los bonos argentinos están en una dinámica diferente a los bonos de Ecuador, que rindieron un 10% después de la reciente reestructuración de la deuda.

Sin medidas, las reservas alcanzaron el nivel de noviembre

El problema central de la unidad monetaria es que, sin medidas efectivas para frenar la salida de reservas, el dólar en el BCRA se mantuvo estable hasta noviembre. El mercado seguirá vigilando si la dinámica de las reservas se normaliza.

«Con 4 millones de personas comprando las 200 pesos al mes, las reservas netas del BCRA de 2300 millones de pesos podrían durar hasta noviembre en el mejor de los casos», advirtió el informe de Joaquín Pastor, estratega de Max Valores. Para controlar este flujo de salida, el BCRA decidió cambiar el esquema y restringir aún más el acceso al MULC.

Pastor explicó que al restringir el acceso al MULC, está cerrando la brecha entre el mercado oficial y el paralelo, ya que hoy en día algunas de las personas que tienen acceso al dólar en el mercado oficial lo están vendiendo en el mercado azul. Así que si al mismo tiempo restringe el acceso a la oferta oficial, también está restringiendo la oferta en la oferta paralela.

«El dólar oficial es barato, así que la gente (antes de la acción de ayer) buscaba comprar la cuota de 200 pesos en los primeros días del mes», dijo.

Juan Manuel Franco, economista del grupo SBS, dijo que las reservas netas del banco central disminuyeron constantemente a lo largo del año, llegando a 9.3 billones de pesos el 7 de septiembre, la última cifra en el balance semanal del BCRA.

«Las reservas están disminuyendo principalmente porque el diferencial del tipo de cambio favorece el pago anticipado de las importaciones y la cancelación de las deudas financieras, de modo que el banco central se convirtió en un vendedor neto de divisas a pesar del enorme superávit comercial que tenemos. Además, existe la demanda de acaparamiento por parte de los individuos, que también es un factor de presión bastante importante. Esencialmente, creo que el problema es monetario. La brecha es el resultado de una tasa de expansión monetaria que ha estado por encima de la tasa de depreciación durante meses, un factor que está ejerciendo presión sobre los mercados alternativos. Un golpe positivo a la confianza mediante la presentación de un programa económico consistente podría ser la clave para iniciar una recuperación de la demanda de pesos, eliminando parte de la presión del mercado de divisas», predijo Franco.

ADRs y el Merval en rojo

Por último, también se observa sangrado en el mercado de valores, perdiendo hasta un 5% en las primeras operaciones del día. En Wall Street, las acciones de BBVA Argentina e YPF cayeron un 6,4% y un 5,8% respectivamente, mientras que las acciones de Banco Macro, Telecom y Pampa Energía cayeron un 6%, un 3,6% y un 6,6% respectivamente.

Los analistas de Portfolio Pesonal Inversiones advirtieron que es probable que las medidas bursátiles de ayer tengan un primer impacto en los precios de las empresas locales, especialmente por la medida que afecta al pago de los vencimientos de las deudas de las empresas.

Merval opera con fuertes descensos, cayendo 3,4% a 43.122 puntos el miércoles, en parte amortiguado por el aumento del dólar en la liquidación.

«El objetivo del BCRA es permitir a las empresas reestructurar el pago de sus deudas en dólares, en un marco en el que muchas empresas se financiaron en pesos para pagar los vencimientos en dólares, lo que dificulta al BCRA la gestión del mercado de divisas. El BCRA también exige que las grandes empresas que necesiten financiación para las exportaciones lo hagan en el mercado crediticio internacional, liberando así la financiación para las pequeñas y medianas empresas locales. Es probable que veamos un impacto negativo inicial en el precio de las acciones, aunque no debemos olvidar que el índice ha caído más de un 20% – medido en dólares – desde sus máximos posteriores al Acuerdo. El mercado ya esperaba la actuación del BCRA y del Ministerio de Economía debido a las bajas reservas. Sin embargo, creemos que el anuncio de ayer fue peor de lo esperado», dijeron.