Saltar al contenido

Los bonos han bajado de nuevo y el riesgo país ha subido a 1500 puntos

El índice medido por JP Morgan está en su nivel más alto desde el canje de deuda. Ha subido un 37% desde el piso de septiembre.

Los bonos han bajado de nuevo y el riesgo país ha subido a 1500 puntos

Los bonos han bajado de nuevo y el riesgo país ha subido a 1500 puntos

Los bonos argentinos volvieron a estar en rojo en la última ronda del mes y están en camino de terminar octubre de la peor manera. Los descensos acumulados del mes se sitúan entre el 9% y el 15%, mientras que han sido de alrededor del 35% desde que se incluyeron en la lista. El riesgo país está en su nivel más alto, ya que la reprogramación de la deuda y la probabilidad de impago de los bonos a 10 años es casi un hecho para el mercado.

Todas las secciones de la curva de la soberanía argentina están abajo. La parte corta de la curva funciona con retrocesos entre el 0,64% y el 0,80%, la parte media cae casi un 1% y la parte más larga muestra pérdidas similares en promedio. Durante la semana, las distintas secciones de la curva muestran descensos de entre el 3,5% y el 4,4%, y durante el mes las pérdidas superan el 14%.

Este impulso negativo de los bonos ha causado que la curva se mueva hacia arriba y se invierta tanto durante el mes como desde el comienzo de su término. Hoy en día, la parte corta de la curva opera con rendimientos del 16,8% (se introdujo con un rendimiento del 11,5%), mientras que la parte larga tiene un rendimiento del 15%. Desde su debut, la parte de corto y mediano plazo se ha movido alrededor de 500 b.p., mientras que la propagación se ha ampliado en 200 b.p. durante el último mes.

El cambio en la curva de rendimiento de Nueva York y las inversiones subsiguientes reflejan la desconfianza de los inversores en el futuro de los bonos locales.

En cuanto a los bonos locales, están en camino de cerrar el mes con caídas de entre el 7% y el 12%. En este día, los bonos están operando de forma mixta, con una recuperación en la parte corta de hasta el 3,5%, mientras que el resto de la curva cae al 1,5%.

El rendimiento de los bonos es del 17,2% en el lado corto y del 15,4% en el lado largo, mostrando una dinámica similar a la de los bonos extranjeros.

A medida que los bonos caen, el riesgo país aumenta en 16 unidades, alcanzando 1500 puntos básicos, el nivel más alto desde la reprogramación de la deuda en septiembre.

Probabilidad de incumplimiento

El contexto actual pone en duda la solvencia de los bonos argentinos, a pesar de que han sido reestructurados recientemente y después de que los pagos se han adelantado. La probabilidad de incumplimiento de los bonos argentinos es del 91% en los próximos 10 años. ¿La razón? El mercado ve que el país no generará suficientes ingresos para pagar esas obligaciones de deuda y, por lo tanto, aumenta el riesgo de que se produzca otro evento crediticio, incluso con obligaciones de pago bajas en los próximos años.

Adrian Yarde Buller, Economista Jefe del Grupo SBS, señala que los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) reflejan que la probabilidad de ver cualquier evento de crédito en los próximos 10 años es del 91%. «El mercado sigue desconfiando del camino económico que ha tomado Argentina. Los CDS descuentan una probabilidad de incumplimiento del 36% después de tres años y del 91% después de diez años (recuperación del 40%). Se necesitarán otras señales», advirtió.

Alejandro Kowalczuk, jefe de gestión de activos de Argenfunds, dijo que los rendimientos de los bonos argentinos son altos porque hay dudas sobre su solvencia y algunos sobre su «disposición a pagar».

«A pesar de la reprogramación de la deuda, la solvencia vuelve a estar en entredicho, porque la otra cara de mantener un déficit aún elevado (6% para 2021) será una mayor deuda, de modo que cuando volvamos a enfrentarnos a pagos sustanciales de compromisos en dólares (2025), no habrá ni recursos para cumplirlos, ni intereses en el mercado para ampliar los vencimientos», dijo.

En este sentido, dijo que después de la cuarentena «no habrá un crecimiento suficiente para recuperar los niveles de ingresos, ni habrá recortes en los gastos en la medida necesaria. Y añadió que «algunos inversores vuelven a cuestionar la voluntad de pago ante una serie de hechos relacionados con la propiedad privada y el hecho de cobrar impuestos sobre los impuestos existentes».

Argentina, la peor en su categoría

Después de la reprogramación, los bonos argentinos están entre los peores en su calificación de riesgo CCC+. Es decir, en las filas inferiores antes de la clasificación por defecto de D. En la misma categoría encontramos países como Angola, Congo, Belice y Mozambique.

La Argentina se sitúa con un rendimiento medio del 16,5%, con unos tipos de interés 200 puntos básicos más altos que los de Belice, 300 puntos básicos más altos que los del Congo, 500 puntos básicos más altos que los de Angola y hasta 600 puntos básicos más altos que los de Mozambique.