Saltar al contenido

Los bonos revirtieron las caídas iniciales y las acciones retrocedieron al 7% en Wall Street

El riesgo país se volvió neutro en 2276 puntos

Los bonos revirtieron las caídas iniciales y las acciones retrocedieron al 7% en Wall Street

Los bonos revirtieron las caídas iniciales y las acciones retrocedieron al 7% en Wall Street

La deuda de Argentina se abrió el jueves y parecía estar en camino de continuar el ajuste que ha tenido lugar en los últimos días. Sin embargo, la tendencia cambió hacia la tarde y se cerró con la mayoría, si bien poco, de los progresos.

Los Adrs, valores argentinos cotizados en el exterior, siguieron en cambio la tendencia de los mercados financieros externos, registrando caídas de hasta casi un 7,5%. El índice Merval, en cambio, subió un 1% en pesos hasta 49.405 puntos. En términos de dólares, sin embargo, cayó un 1,5%.

Todas las secciones de la curva de la deuda argentina habían comenzado el día con una tendencia a la baja. Pero invirtieron la tendencia, y hubo ligeras mejoras en la parte corta de la curva: Los mundiales 2021, 2022 y 2023 aumentaron en un 0,48%, 0,47% y 0,67% respectivamente. En la parte media de la curva, Bonar 2026, 2027 y 2028 también vieron incrementos del 0,52%, 0,67% y 0,95% respectivamente.

Finalmente, se observó un progreso menos sustancial en el extremo más largo de la curva, con los bonos aumentando en un 0,28%, 0,5% y 0,15% respectivamente en 2046, 2048 y 2117.

En línea con la disminución de los bonos, el riesgo país cerró neutral en 2276.

Aunque el contexto mundial es desfavorable para los títulos de renta fija argentinos, la falta de progreso en la deuda es la principal preocupación de los inversores de renta fija argentinos.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones afirman que el mercado local se mantiene en un contexto de alta incertidumbre y que aún es necesario entender los próximos pasos que dará el gobierno ante la última contrapropuesta de los tres principales grupos de acreedores.

«Hasta ahora, las recientes declaraciones del Ministro de Economía y del propio Presidente Alberto Fernández han mostrado cierta inflexibilidad para salvar al menos la diferencia económica. Sin embargo, se supone que las negociaciones aún no han concluido y todavía hay propuestas de una posible nueva prórroga (hasta el 28 de agosto) que podría abrir la puerta a una nueva modificación de la oferta actual. Recuerden que la contrapropuesta (conjunta) de los acreedores se estima en alrededor de 56,5 pesos con un 10% de rendimiento de salida, una diferencia de sólo 3 pesos de la oferta del gobierno», dijeron.