Saltar al contenido

Los bonos y acciones argentinos suben en Wall Street sin que haya nuevos desarrollos de deuda

El riesgo país cae en un 0,8%. El comercio de Adrs se mezcló, pero en su mayoría al alza en medio de una mayor volatilidad global debido a una toma de ganancias en los principales índices bursátiles del mundo.

Los bonos y acciones argentinos suben en Wall Street sin que haya nuevos desarrollos de deuda

Los bonos y acciones argentinos suben en Wall Street sin que haya nuevos desarrollos de deuda

Los bonos argentinos todavía están esperando posibles definiciones de la emisión de deuda, mientras que al mismo tiempo apoyan la volatilidad global en Wall Street. Los valores de renta fija suelen negociarse el último día de la semana y en vista de los acontecimientos relativos a un posible acuerdo entre los acreedores y el gobierno.

Los índices de Wall Street están cayendo un 0,5% en promedio y las direcciones están infectadas con descensos de hasta un 3%

En cuanto a la curva de la legislación internacional, todos los tramos se comercian al alza el viernes. En la parte corta hay ligeros aumentos para Global 2021, 2022 y 2023, que son 0,01%, 0,22% y 0,007% respectivamente. En el centro de la curva, sin embargo, las ganancias son ligeramente mayores, con el bonar subiendo 0,27%, 0,52% y 0,2% respectivamente en 2026, 2027 y 2028.

Finalmente, en el extremo más largo de la curva también hay progreso para los bonos en 2046, 2048 y 2117, que suben 0,39%, 0,13% y 0,44% respectivamente.

El ligero aumento de los bonos se correlaciona con el impulso mostrado por el riesgo país, que cae a 2268 puntos, 8 puntos básicos (0,4%) por debajo del precio de cierre de ayer.

Los bonos del gobierno local no muestran mayores cambios el viernes, con el bono 2020 y 2024 comercializándose con ligeros aumentos del 0,4% y 0,1% respectivamente, mientras que el DICA sube un 0,7%.

ADR mixto, aunque con mayores incrementos

En línea con la volatilidad de Wall Street, las acciones locales se negocian mixtas en Nueva York. Las mayores disminuciones fueron registradas por Transportadora de gas del Sur y Despegar con 3,6% y 3,1% respectivamente. Los bancos muestran ligeros aumentos, como en el caso del Supervisor, el Banco Francés y el Banco Galicia, que aumentaron un 1%, 0,2% y 0,1% respectivamente. La empresa petrolera estatal YPF perdió un 1,3%. Las mayores ganancias fueron registradas por las acciones de Edenor e Irsa, que subieron un 3,15 y un 3% respectivamente.

La Novela de la Deuda y los Bonos

La principal fuerza impulsora de la deuda sigue siendo los posibles avances entre el gobierno y los acreedores en relación con la deuda. En caso de un resultado favorable en la reestructuración de la deuda, los bonos y las acciones podrían beneficiarse gracias a la reducción del riesgo país. Por el momento, no hay definiciones concretas sobre este tema y Argentina sigue en default

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) declararon que estas conversaciones están actualmente estancadas.

«Las negociaciones están estancadas y el gobierno no parece querer ceder en la diferencia económica con los acreedores. Por otra parte, el Ministro de Economía se centró en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y destacó que «más allá de lo que está sucediendo con el canje, comenzaremos las negociaciones con el FMI sobre un nuevo programa». Guzmán mencionó que «tenemos un compromiso muy constructivo con el FMI y estamos apuntando a otro programa basado en premisas macroeconómicas sólidas que nos permita continuar el proceso de restauración de la estabilidad macroeconómica», dijo el PPI.

Se espera que el plazo para el intercambio se posponga de acuerdo con la última oferta propuesta por el gobierno, que expira el 4 de agosto. Según los analistas de Delphos Investment, la Caja de Valores tiene una deuda de aproximadamente 5.400 millones de pesos en virtud del derecho internacional, es decir, el 9% de las acciones que se intercambiarán en el marco de la operación propuesta por el gobierno nacional. Según los datos preliminares publicados por la entidad, poco más del 90% de los inversores locales se habrían aferrado al canje de deuda internacional, lo que significaría un aumento del 70% con respecto al primer canje.

Los analistas de Delphos Investment declararon que «a pesar de este éxito interno, se esperan datos clave a nivel mundial, ya que el gobierno debería alcanzar al menos el 50% de los miembros de pleno derecho para impulsar un cierre parcial. Si no se alcanza esta ambiciosa cifra, lo más probable es que se prorrogue hasta el 28 de agosto. Mantenemos nuestra opinión positiva sobre la deuda en dólares argentinos debido a la favorable relación riesgo-rendimiento», dijeron.

Por su parte, los analistas de Argenfunds explicaron que hay avances en materia jurídica y económica entre los acreedores y el gobierno.

«Aunque los inversores en el mercado permanecen en un contexto de gran incertidumbre, estiman que las diferencias económicas ya se han reducido, y las divergencias en las cláusulas legales tendrían la voluntad de pulirlas, lo que haría imposible concluir un acuerdo con los grandes grupos de acreedores externos. Pero las negociaciones deben continuar y por eso el gobierno ha decidido extender las negociaciones de la deuda con los tenedores de bonos hasta el 28 de agosto. Este plazo siempre habría sido el último, pero por razones legales tuvieron que acortarlo al 4 de agosto», dijeron.