Saltar al contenido

Los bonos y las acciones perdieron impulso y dejaron ligeras correcciones en Nueva York

El riesgo país subió 5 unidades a 2148 puntos, en línea con la moderación que rodea a los bonos argentinos.

Los bonos y las acciones perdieron impulso y dejaron ligeras correcciones en Nueva York

Los bonos y las acciones perdieron impulso y dejaron ligeras correcciones en Nueva York

Los bonos argentinos cerraron el miércoles con ligeras correcciones y siguen ofreciendo un comportamiento apático después de que el gobierno oficializara la propuesta ante la SEC y recibiera el apoyo de los principales grupos de acreedores. Se centra en el porcentaje de cumplimiento del intercambio de derecho internacional y de derecho local en relación con las negociaciones con el FMI y la recuperación económica después de una pandemia.

Después del inicio de la ronda, que indicó una ligera recuperación, los bonos en dólares de derecho extranjero sufrieron la mayor parte de los reveses de la Argentina, aunque sin grandes cambios. En el lado corto de la curva, el Global 2021 arrojó un retorno del 0,2%, mientras que el Global 2023 mostró una mínima mejora del 0,05%. En la sección media, los bonos registraron pérdidas del 0,21%, 0,37% y 0,35% respectivamente hasta 2026, 2027 y 2028. Finalmente, en la sección más larga de la curva, la curva cayó un 0,11% para el bono de 2046, un 0,24% para el de 2048 y un 0,21% para el bono del Centenario hasta 2117.

Esta ligera disminución de los bonos denominados en dólares de Nueva York provocó un ligero aumento del riesgo país, que se elevó en 5 unidades hasta 2148 puntos básicos.

Sin embargo, los bonos de derecho local comenzaron la ronda sin una tendencia definida. Sin embargo, a medida que la rueda avanzaba, comenzaron a moverse ligeramente hacia arriba y terminaron con aumentos moderados. Bonar 2020 aumentó un 0,2%, DICA un 0,6% y Bonar 2037 un 0,5%. Bonar 2024, por otro lado, cayó ligeramente en un 0,1%.

La mayoría de los aumentos al comienzo del día también se vieron en el segmento de equidad local. Pero perdieron impulso y cerraron mezclados en Nueva York y con una tendencia positiva en Buenos Aires.

En Wall Street, las direcciones locales dejaron un promedio de 0,5% de rojo. Las disminuciones alcanzaron el 2,8%, encabezadas por los papeles del Banco Supervielle, mientras que las mejoras alcanzaron el 2%, con la Corporación América a la cabeza.

Mientras tanto, en el mercado de valores local, los aumentos alcanzaron el 4,8%, liderados por las acciones de Ternium. Así, el índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subió un 2,11% hasta 47.471 puntos, debido a la subida del tipo de cambio implícito.

El mercado está recibiendo las noticias sobre la deuda después de que el gobierno presentó oficialmente la propuesta a la SEC.

de Argenfunds dijo que los valores públicos en dólares siguen mostrando una corrección de precios después de que el mercado descontó un acuerdo entre el gobierno y los tenedores de bonos internacionales para intercambiar deuda.

«Pero ahora están surgiendo dudas acerca de unirse al intercambio, más allá del apoyo de los grandes fondos de inversión que Argentina aceptó. El gobierno espera un alto nivel de apoyo y que será suficiente para activar las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) y evitar retrasos», comentaron.

Por otra parte, los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) señalan que, dada la evolución del mercado bursátil hasta el 28 de agosto y el renovado apoyo de los principales grupos de acreedores, el porcentaje de adhesión se considera muy alto.

En cualquier caso, la empresa advierte que el foco de la incertidumbre entre los inversores locales se está desplazando hacia las condiciones macroeconómicas del país en medio de importantes desequilibrios fiscales y monetarios.

«Todo esto, dadas las negociaciones con el FMI y el inicio de los procesos de reestructuración subestatal», dijeron.

Reestructuración de la ley local

Cabe recordar también que el gobierno confirmó por decreto el trato justo del intercambio de valores en dólares en la ley argentina, con la adición de un adelanto en la amortización de nuevos bonos de CER (inflación) y un aumento del tipo de cambio.

Los analistas de Argenfunds señalaron que los acreedores de los bonos en dólares emitidos bajo jurisdicción nacional han dado su consentimiento y ya han confirmado que participarán en el intercambio.

«Para el Palacio de Hacienda, el sector público en todas sus versiones será el primero en intervenir. Si tenemos en cuenta que se canjearían aproximadamente 46.000 millones de pesos y que el Estado retendría aproximadamente 22.000 millones de pesos de esta deuda, la aceptación de la oferta de reestructuración está casi garantizada en un 50%. El segundo frente es el frente privado, donde PIMCO y Templeton son los dos principales acreedores extranjeros que aún mantienen posiciones significativas en la deuda emitida bajo la ley local. En cualquier caso, se espera que entren en el intercambio rápidamente. Además de los canjes de deuda denominados en dólares, los inversores están operando con miras a la recuperación económica después de una pandemia y a la sostenibilidad de la deuda a largo plazo», dijeron.