Saltar al contenido

Nuevo límite a la LCC: La CNV señaló en contra de la intermediación en la compra y venta de bonos

El ente regulador resolvió este viernes que los agentes deben compensar sus compras y ventas de valores negociables en el mercado local con la liquidación por cable con las realizadas en los mercados extranjeros.

Nuevo límite a la LCC: La CNV señaló en contra de la intermediación en la compra y venta de bonos

Nuevo límite a la LCC: La CNV señaló en contra de la intermediación en la compra y venta de bonos

La Comisión Nacional de Valores (CNV) ordenó hoy a los agentes que compensen diariamente sus compras y ventas de bonos en el mercado local con la liquidación por cable contra las transacciones en los mercados extranjeros. La medida fue aprobada este viernes por el consejo de administración del regulador, que argumentó que tenía por objeto «profundizar el orden del mercado local». Y entrará en vigor el mismo día de su publicación en la Gaceta Oficial.

La Agencia, presidida por Adrián Cosentino, decidió que la posición neta resultante de las actividades de intermediación – entre los montos de compras y ventas con liquidación de cable en el mercado local y los montos de las operaciones en los mercados extranjeros – debía ser cero. También dijo que si una posición diaria se desequilibra, esta diferencia puede ser resuelta en una fecha posterior, pero que deben llegar al final de la semana con una posición cero o un comprador neto.

La decisión del organismo regulador se dirige contra los Agentes de Liquidación y Compensación (Alycs) que actuaron como intermediarios. «Como no existía tal obligación de compensar ese día, el intermediario pudo mantener el puesto abierto, como podría ser un Alyc. Tuvo que vender el bono al mundo exterior, pero pudo mantener el puesto abierto. Ahora ya no podrá hacer eso», interpretó un comerciante.

Fuentes oficiales dejaron claro que la compensación de cartera está relacionada con la supervisión de las actividades de corretaje de Alycs en el extranjero, lo que promueve una mayor transparencia. Y declararon que el objetivo era estandarizar los criterios de estacionamiento. Además, afirmaron que, en lo que respecta al funcionamiento de los pesos en los mercados regulados, su objetivo es asegurar que las transacciones de activos con oferta pública en la Argentina se realicen en mercados supervisados por la CNV, lo que aumentaría el volumen del mercado de capitales.

Otra resolución adoptada por la CNV este viernes establece que la intermediación y liquidación de operaciones en moneda local de valores negociables emitidos en Argentina, realizadas por entidades bajo la supervisión de la CNV, sólo podrá realizarse en mercados regulados por la CNV.

Además, la Compañía estableció un período mínimo de retención de cinco días hábiles para los valores negociables emitidos por depositarios extranjeros que se acreditan al depositario local para ser utilizados en la liquidación de transacciones en moneda extranjera. En otras palabras, los activos que se transfieren de una cuenta en el extranjero a otra cuenta en Argentina deben esperar 5 días hábiles antes de ser vendidos.

La CNV defendió la resolución, argumentando que «se deben tomar decisiones extraordinarias para asegurar el funcionamiento normal de la economía, mantener los niveles de actividad y empleo y proteger a los consumidores».

Por último, el organismo declaró que, de conformidad con los requisitos del Banco Central (BCRA), llevaba a cabo tareas de vigilancia que, en el ámbito de su competencia, permitían verificar las operaciones instrumentadas mediante la compra y venta de valores negociables a fin de evitar restricciones en el acceso al mercado de divisas para la compra de divisas.