Saltar al contenido

Sancor Seguros aterriza en el sector financiero y desafía a los bancos tradicionales

La empresa formalizó la llegada del Banco del Sol, una entidad digital que nació con la premisa de mejorar la oferta de bancas en el país.

El Grupo Sancor Seguros lanzó oficialmente su nuevo banco digital A través de un encuentro virtual seguido por más de un centenar de personas, uno de los líderes del sector asegurador formalizó este jueves el desembarco del nuevo Banco del Sol como institución financiera digital renacida con la premisa de mejorar la oferta de Bancara en el país. «No somos un fintech», advierten.

Alejandro Simón, director general del Grupo Sancor Seguros, y Sebastián Pujato, director general del nuevo Banco del Sol, durante su participación en el encuentro virtual, plantearon la idea de hacer una propuesta que vaya más allá de la oferta de los bancos tradicionales, teniendo en cuenta sectores, localizaciones y necesidades no atendidas. «Este lanzamiento representa un hito en la historia de la compañía. Queremos reestructurar el sector financiero del país, mejorar la oferta. Pensamos que había mucho que hacer en el sector financiero. Los bancos tradicionales no han sido capaces de entender a un sector de la población que se siente rechazado cuando entra en una sucursal», dijo Simón, explicando lo que hizo que Sancor Seguros entrara en el sector financiero.

«Vamos a competir contra todos. Contra los bancos tradicionales, contra los fintechs, contra otros bancos digitales y, como todos los anteriores, contra el uso de dinero en efectivo», añadió Pujato. Y añadió: «Queremos ser un banco federal relevante, que llegue a lo más profundo, al interior, a esos lugares que se dejan de lado, descuidados».

El Grupo Sancor Seguro ha invertido más de 60 millones de pesos para entrar en el sector financiero. En el momento de la adquisición del Banco del Sol -una empresa con 26 años de historia y 3 sucursales- el proyecto contaba con unas 70 personas, hoy en día cuenta con más de 200, sin contar los más de 9000 productores que acompañarán al proyecto en todo el país.

En primer lugar, Banco del Sol estará presente en seis localidades: Sunchales y Rafaela (Santa Fe), San Rafael (Mendoza), Junín (Buenos Aires), General Roca (Río Negro) y Villa María (Córdoba). Pero la estrategia presentada no se detiene ahí. Comienzan a expandirse en ciudades de menos de 100.000 habitantes y luego se expanden a ciudades de 100.000 a 200.000 habitantes, extendiéndose gradualmente al resto del país.

El nuevo banco ofrecerá la posibilidad de abrir una cuenta 100% en línea, «en menos de dos minutos y con sólo unos pocos clics», dice Pujato. Con esta cuenta, que no incurrirá en gastos de apertura o mantenimiento, quien se integre al Banco del Sol recibirá una cuenta de ahorro pagada en pesos. Pero el banco también proporcionará tarjetas de débito virtuales y físicas, estas últimas con el sistema sin contacto y la posibilidad de utilizarlas en otros países. Además, los clientes podrán establecer condiciones fijas, hacer transferencias instantáneas, retirar dinero en más de 20.000 puntos de retiro en todo el país, pagar los servicios y recargar su teléfono móvil y la tarjeta SUBE. Por último, el Banco del Sol trata de diferenciarse de sus competidores ofreciendo un servicio de atención al cliente personalizado, a través del chat en la aplicación, whatsapp, correo o teléfono.

Al final del evento virtual y en diálogo con El Cronista, Pujato trató la remuneración de las cajas de ahorro. «Al contrario de lo que hacen los bancos tradicionales, hemos decidido ofrecer esta remuneración del 15,5% anual sobre las cantidades que el cliente tiene en su caja de ahorros. Este tipo de interés, que inicialmente fijamos en aproximadamente la mitad del rendimiento a plazo fijo, pero con la ventaja de que el cliente puede disponer de su dinero en cualquier momento, se calcula sobre el saldo diario. En otras palabras, dependerá de las cantidades que los clientes hayan depositado allí durante el mes», dijo, dejando claro que no se trata de una promoción o una ventaja temporal.

«Pudimos hacerlo porque no tuvimos que soportar el costo de mantener una sucursal y decidimos convertir todo ese dinero en beneficios para el cliente», dijo.

es, como reiteran desde el Banco del Sol, que su principal objetivo es ofrecer soluciones que sirvan a las personas.

«Queremos trabajar en la inclusión financiera y la educación financiera. No hemos entrado en el sector en busca de un pedazo de la torta, sino para llevar los productos a sectores que no están bien atendidos a nivel nacional, centrándonos en el interior profundo, los pequeños pueblos rurales, que están haciendo esfuerzos adicionales. Queremos ofrecerles un servicio que va más allá de lo que saben», dice Simón.

«Tratamos de hacer la vida más fácil a nuestros clientes, para mejorar su relación con las finanzas», añade Pujato. Y concluye: «Si no somos innovadores, perderemos la carrera contra otros, más ágiles. Somos mucho más que un Fintech o una cartera digital, somos un banco».

Notas relacionadas