Saltar al contenido

Se amplía el servicio de caja para las personas con discapacidad y los pagos de préstamos

Las instituciones financieras comenzarán a prestar el servicio de caja a partir de mañana en el marco del sistema de turnos para las personas con discapacidad. Además, podrán recibir pagos en efectivo de préstamos.

Se amplía el servicio de caja para las personas con discapacidad y los pagos de préstamos

Se amplía el servicio de caja para las personas con discapacidad y los pagos de préstamos

A partir de mañana, las instituciones financieras, como parte del sistema de turnos, prestarán servicios de venta libre a las personas con discapacidad que se presenten con su pase estándar válido de discapacidad y para el pago de préstamos en efectivo en el contexto de la pandemia de coronavirus. El Banco Central de la República Argentina (BCRA), por medio del aviso A 7028, para que si son beneficiarios de créditos de la seguridad social, la recaudación en ventanilla continúe de acuerdo al cronograma establecido por la Anses o la autoridad administrativa correspondiente. Además, las instituciones financieras pueden recibir pagos en efectivo de préstamos en ventanilla en el marco del sistema de turnos, siempre y cuando ninguno de sus establecimientos atienda a clientes que sean beneficiarios de créditos de la seguridad social. En las sucursales, tanto los particulares como las empresas pueden seguir realizando las operaciones que ya han sido posibles, como la apertura de cuentas, la gestión de préstamos, la presentación de documentos, el acceso a las taquillas, la gestión en relación con las cuentas, los depósitos y los retiros de divisas. En un comunicado de prensa, el BCRA recordó que el acceso a la sucursal se realiza a través de los canales digitales o telefónicos que los bancos ponen a disposición de sus clientes. El recibo proporcionado por las instituciones sirve como permiso de circulación y es necesario para ingresar al banco, mientras que los retiros y depósitos en pesos se procesan a través de cajeros automáticos o terminales de autoservicio. Para grandes cantidades de dinero, independientemente de la actividad, esto debe ser acordado con la institución.