Saltar al contenido

Tarjetas: investigarán si hubo errores o abusos en los planes de refinanciación

La Superintendencia de Entidades Financieras iniciará una investigación de oficio. Esto es después de la llegada de los resúmenes con un coste de financiación superior a los anunciados. La medida se aplicó después de la crisis que desencadenó la pandemia.

Tarjetas: investigarán si hubo errores o abusos en los planes de refinanciación

Tarjetas: investigarán si hubo errores o abusos en los planes de refinanciación

Debido a la crisis que desencadenó la cuarentena, el Banco Central (BCRA) instó a los bancos a proporcionar planes para refinanciar las tarjetas. Sin embargo, los resúmenes llegaron a un costo mayor que el anunciado, y las quejas se multiplicaron.

Ante esta situación, se informó a El Cronista que la Superintendencia de Entidades Financieras iniciaría una investigación de oficio para determinar si los bancos habían aplicado correctamente el plan de financiación de los saldos de las tarjetas de crédito que podían ser refinanciados bajo el período de gracia de tres meses y el plan de nueve tasas fijas sin penalización ni recargos.

Hasta ahora no se han registrado quejas de los usuarios del sistema sobre la aplicación del plan de cuotas, pero la correcta aplicación del plan de cuotas sigue siendo supervisada.

Después de los tres meses del período de gracia, la primera de las nueve cuotas comenzó a expirar en agosto. Los bancos tenían que aplicar este plan de forma automática y obligatoria a los usuarios que aún tenían saldos pendientes al 30 de abril.

Las ‘nueve cuotas’ eran caras: el coste de refinanciar la tarjeta…

Como informó ayer El Cronista, el plan parecía tentador, pero no lo era. Aunque el banco central decidió que la tarjeta podía financiarse con un período de gracia de tres meses y nueve pagos a una tasa nominal del 43% anual, el costo financiero total (CFT) promediaba el 70% anual, que variaba según el banco emisor de la tarjeta, ya que dependía del costo del seguro y del IVA aplicado a los intereses.

Por otra parte, durante los tres meses del período de gracia, los intereses se acumularon y comenzaron a pagarse a partir del cuarto mes, pero siempre a un TFC del 70% anual.

Además, la tarjeta tiene un límite de financiación, y si éste ya está cubierto, afecta al límite de compra, y no se puede hacer ningún nuevo consumo hasta que se pague la tarjeta.

En el BCRA, comentan que la lista de tarifas proporcionó un alivio en relación con una caída general de los ingresos debido a la cuarentena sanitaria. «El gobierno decidió trabajar para garantizar los ingresos a través de, entre otras cosas, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), préstamos a tasa cero y PTA. Así que la política original de financiar los gastos se cambió para garantizar los ingresos», dicen.