Saltar al contenido

Pampita volvió a la TV en medio de la pandemia: «Todavía tengo mucho que aprender».

Pampita es una de las mujeres más bellas de Argentina, una guerrera con la vida que le tocó vivir, y dulce y lenta en su tono. Ha tenido una carrera única en el mundo de la moda, aunque en sus inicios no cumplió con los paradigmas requeridos para el modelaje. Terca y elocuente, siempre logró sus objetivos. Nunca obedeció las órdenes de «no poder» y luchó hasta que consiguió lo que quería.

Superó una de las mayores preocupaciones de una mujer, la pérdida de su hija Blanca. Pero ella se aferró a su memoria y a su presencia «inmaterial» y siguió adelante. Se separó del padre de sus hijos, Benjamín Vicuña, pero consiguió volver a formar una familia. Y después de varios intentos fallidos, conoció a Roberto García Moritán, y en sólo dos meses de relación decidieron casarse. Hoy disfruta de una familia con cinco hijos. Y profesionalmente, después de un largo verano de trabajo y vacaciones, ha vuelto con su programa Pampita Online, que se emite en NetTv de lunes a viernes a las 18.30 horas.

«Estamos muy contentos de estar de vuelta aquí», dice Carolina. Y añade: «Estamos muy contentos de haber vuelto: «Me gusta el tipo de programa que estamos dando, una televisión más amorosa y generosa Me encanta, me gusta hacerlo», dijo Pampita durante un descanso de la reunión de producción de su programa.

Su regreso no fue un regreso más. Carolina tuvo que adaptarse a una nueva realidad mundial, con el coronavirus como protagonista: «Fue un retorno diferente al de las otras estaciones, porque al ser un programa sobre temas de actualidad, gran parte del programa está relacionado con lo que está sucediendo con el coronavirus en todo el mundo, pero seguimos intentando ser un programa que transmita buenas vibraciones y buena energía», dijo.

«Esperamos fortalecer aún más al público, ya tenemos un público fiel esperando el programa, durante las vacaciones nos preguntaban cuántos días faltaban… queremos darles un formato de mucha alegría, con mucho respeto y con una entrevista central que tiene que ver con un homenaje», dijo Pampita sobre la nueva temporada de la revista vespertina que está dirigiendo.

Firme en su papel, Pampita intenta ser cuidadosa con el nuevo reto de su carrera y se muestra a mitad de camino hacia sus objetivos finales: «Estos son pasos que he ido dando poco a poco y pueden convertirse en pasos de una larga carrera», dijo, admitiendo que «esto es lo que más quiero». Sin embargo, aunque ha dirigido el programa durante varios años, Carolina asegura que «todavía tengo mucho que aprender». Hacer un programa diario es una escuela constante, porque ocurren cosas que son un reto todos los días, ya sea un teléfono celular, un huésped o las cosas que suceden en el país a las que tienes que adaptarte.

A finales del año pasado, Carolina tuvo un momento mágico en su vida cuando se casó con Roberto en noviembre. Pero unas semanas más tarde, su niñera y dama de honor, Viviana Benítez, presentó una denuncia contra ella por «acoso y abuso psicológico». Pampita estaba muy dolida por la situación y expresó públicamente su decepción. Finalmente, hace unos días, los tribunales rechazaron la demanda por «ningún delito» y la modelo quedó con una mala reputación. Cuando se le preguntó sobre la situación, Carolina dijo que no estaba involucrada en el episodio y dijo: «No puedo hablar más de ello».

Del mismo modo, no le impidió seguir contratando personal para que la ayudara a cuidar a sus hijos, y este verano tuvo un niñero varón. Pampita se sorprendió de la publicidad que recibió el tema, señalando que «fue un par de veces este verano», y añadió: «Así fue, y podría haber usado a alguien para ayudarme y disfrutar de mis hijos, podría haber sido una mujer, sólo que resultó ser un hombre.

Carolina siempre soñó con formar parte del mundo del espectáculo y lo logró: «Cuando era niña tenía este lado artístico, estudiaba ballet, hacíamos obras de teatro con mis primos. Tuve una infancia muy conectada con la naturaleza y la fantasía, hoy me veo y digo ‘por supuesto que tenía que ser así’, era un poco el destino escrito». Pero no deja la felicidad al azar y está convencida de que ha sido un largo camino que ha recorrido y que ha dado los frutos de sus largos esfuerzos: «Creo que ha sido muy marcado que me ha gustado; mi familia lo ha podido ver, por eso me han hecho bailar, pero siempre he sido una gran aficionada a la televisión, me encanta hacer televisión».

Notas relacionadas