Saltar al contenido

Alerta por la aparición de alimañas con altas temperaturas

"Con la llegada del calor todo tipo de insectos, arañas, escorpiones y serpientes salen de su letargo y buscan alimento", explicó Adriana Aguirre Celiz, jefa del Servicio de Toxicología del Hospital Infantil Sor María Ludovica de La Plata.

Alerta por la aparición de alimañas con altas temperaturas

Alerta por la aparición de alimañas con altas temperaturas

La llegada de altas temperaturas a principios del verano trae consigo la aparición de arañas, insectos y escorpiones, por lo que se ha pedido a los especialistas que estén atentos, especialmente en una época del año en que predominarán los espacios ventilados y abiertos, a fin de evitar la infección con Covid-19 en todo el país.

«Con la llegada del calor, todo tipo de insectos, arañas, escorpiones y serpientes se despertarán de su letargo y buscarán alimento», explicó Adriana Aguirre Celiz, jefa del servicio de toxicología del hospital infantil Sor María Ludovica de La Plata, quien advirtió que «debemos estar en guardia contra el calor, y más aún cuando todo esté abierto».

La pandemia causada por el avance de los cambios de hábitos de Covid-19 a nivel mundial, y una de las medidas preventivas para reducir los riesgos de salud y el número de infecciones es la ventilación de los ambientes, y en el caso de las reuniones sociales, limitada en el número de personas que usan barbijos y la distancia social, que están en espacios abiertos.

«Aparentemente, no todo ha sido ventilado hasta ahora, porque las consultas por envenenamiento por monóxido de carbono fueron ligeramente más altas que en otros años. En cualquier caso, aunque se hubiera abierto al aire, estos bichos no salen al frío; los que se resistieron al frío fueron los mosquitos, que eran bastante numerosos en invierno», explicó el especialista de la clínica infantil, referencia en este campo, que atiende a pacientes de todo el país.

Insectos, reptiles y arácnidos presentes

En este contexto, señaló que con la llegada del calor debido a la proximidad del verano, no sólo «aparecen insectos molestos, sino también arácnidos y serpientes, que pueden causar graves problemas de salud si la mordedura o picadura en el caso de las serpientes», a los que pidió «atención».

De los venenos, los escorpiones, la araña «viuda negra», la araña «cuadrada» o «de esquina», y el Yarará son los venenos más comunes en tiempo de calor.

«El único que puede morder en invierno, por ser una casa residencial, es el loxósceles (el de la esquina)», dijo, aunque aclaró que en lo que va de año «no ha habido consultas».

«Las consultas comenzarán ahora, de noviembre a marzo. Esta semana hubo una consulta para una araña llamada Vinagrillo o escorpión látigo, que es del tamaño de una mosca pero inofensiva», dijo el gerente de la zona.

¿Por qué atacan los arácnidos?

La mayoría de los casos de mordeduras de arácnidos son causados por el uso de ropa no controlada de la temporada pasada, y los médicos hacen hincapié en ser cuidadosos en los sótanos, almacenes y cámaras subterráneas, limpiando los lugares oscuros y húmedos, y no ir descalzos.

El Hospital de Niños acepta llamadas de toda la región y del país al 0800-3331133, donde las solicitudes y consultas son respondidas las 24 horas del día.

Tipos de consultas

«Durante estos meses de aislamiento social, las consultas que se recibieron con mayor frecuencia, a diferencia de otros años, fueron los intentos de suicidio en adolescentes menores de 14 años y el uso accidental de drogas psicotrópicas en niños menores de 5 años. Es probable que, en el contexto de la pandemia, muchas de las consultas que antes eran comunes con los pediatras se resolvieron para evitar ir al hospital por temor a la infección», dijo.

Con respecto a los escorpiones o escorpiones, el especialista afirmó que son arácnidos que han estado presentes en el medio ambiente terrestre por más de 350 millones de años, sin cambios significativos en su morfología corporal, y que las consultas son «habituales» en la región y se repiten año tras año, ya que son «muy comunes en las zonas urbanas».

Los escorpiones son más activos por la noche porque son perturbados por la luz y salen a alimentarse o reproducirse. Más del 80% de los casos en los que este espécimen ha sido mordido son leves y el dolor «no es un parámetro de gravedad».

Aguirre Celiz informó de que hay dos especies de escorpiones en esta zona, y aunque el escorpión venenoso existe, ha habido unas 100 consultas al año con la especie venenosa sin síntomas en la ciudad capital de Buenos Aires en la última década.

También advirtió que aunque las consultas de los escorpiones aún no han sido tratadas, los vecinos deben estar atentos y tomar precauciones en lugares oscuros y húmedos con escombros donde puedan esconderse.

En cuanto a las serpientes, la hermana María Ludovica informó que el año pasado se realizaron consultas para yararará, dos de ellas por mordeduras de perros en zonas de mucha vegetación como Ensenada, Berisso, Quilmes y Berazategui.

¿Cuáles son las arañas más peligrosas?

El envenenamiento por picadura de araña es un evento potencialmente grave y fatal, pero es prevenible y tratable, según el Servicio de Toxicología del Hospital Sor María Ludovica de La Plata.

Las Loxosceles Laeta y Latrodectus Mactans, arañas «de la foto» o «de la esquina» y arañas «viudas negras» respectivamente, son las dos especies más venenosas y potencialmente mortales que viven en el territorio de la ciudad de Buenos Aires y en el territorio de Buenos Aires.

La llamada «araña de la esquina» es pequeña, de color marrón, vive en casas y se mueve por la noche. Habita casi todo el país y se encuentra en alrededor del 41% de las viviendas urbanas y el 25% de las rurales.

Como explicó el Servicio de Toxicología, es una pequeña araña que mide un centímetro de largo en el cuerpo y 1,5 centímetros en las patas, llegando hasta 4,5 centímetros con las patas. El tórax suele ser más brillante que el abdomen y tiene forma de violín, las piernas son más brillantes y el abdomen es amarillo o amarillo verdoso. A diferencia de otras arañas, sólo tiene tres pares de ojos.

La «viuda negra», por otro lado, tiene hábitos rurales. Es de color negro, con manchas anaranjadas o rojas en forma de reloj de arena en su abdomen esférico. Tienen 8 ojos y se encuentran al aire libre y en general, pero no siempre, en el suelo, donde hacen tela bajo los escombros, madera, troncos de árboles caídos y piedras. También pueden hacer tela en la corteza y en los agujeros de los árboles, desde las paredes o en el suelo, en las madrigueras de roedores, en las laderas, en las cercas o dentro de los ladrillos huecos. Su actividad principal se extiende de diciembre a abril.

La gran mayoría de estos accidentes son causados por las arañas Latrodectus («viuda negra»), en menor medida por la Loxosceles («araña de la esquina») y en un porcentaje mucho menor por la Phoneutria («araña del plátano»).

«Estos tres envenenamientos por arañas son los únicos de importancia para la salud en nuestro país», informó Aguirre Celiz.

Recomendaciones

El especialista explicó a Télam que se trata de «intoxicaciones agudas que constituyen una emergencia médica para la que existen remedios eficaces».

Entre las medidas que deben evitarse en cualquier arácnido, mencionó «no presionar la araña contra la piel, no perforar la araña, quemar o aplicar sustancias irritantes en el lugar de la mordedura, no chupar el lugar de la mordedura, no aplicar un torniquete y consultar siempre a un centro de información y asesoramiento toxicológico».