Saltar al contenido

Arroyo se refirió a la conversión del IFE y los planes sociales en empleos

El Ministro de Desarrollo Social de la Nación indicó que el Gobierno tiene como objetivo generar 300 mil puestos de trabajo a partir de beneficios y programas sociales para garantizar los ingresos a los sectores más afectados por la pandemia. Por ahora, dijo, la prioridad es la asistencia alimentaria a estas familias.

Arroyo se refirió a la conversión del IFE y los planes sociales en empleos

Arroyo se refirió a la conversión del IFE y los planes sociales en empleos

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo el jueves que el gobierno quiere crear 300.000 puestos de trabajo «vinculando las prestaciones sociales y los planes sociales», aunque subrayó que la prioridad ahora es «la ayuda alimentaria, que llega a 11 millones de personas».

Utilizaron estas características para evaluar la conversión del ingreso familiar de emergencia (IFE). Según lo revelaron después de la última reunión del Gabinete Económico, el gobierno pretende avanzar en la caracterización de la población trabajadora de los sectores más vulnerables, vinculando el IFE al cumplimiento de tareas como el mejoramiento de las condiciones de construcción de los comedores comunitarios, la urbanización de los barrios y la producción de la economía nacional.

«Estamos implementando un proceso para crear 300.000 empleos, lo que nos permitirá brindar ayuda alimentaria en un contexto en el que 11 millones de personas están recibiendo ayuda alimentaria, cifra que se ha visto incrementada por la pandemia», dijo Arroyo en este sentido esta mañana en una entrevista en la estación de radio Rivadavia.

Sin embargo, aseguró que «hoy en día la atención se centra en la ayuda alimentaria» y señaló que en una segunda fase, el objetivo es «vincular el 50% de las operaciones de apoyo y el resto a la creación de empleo».

«La salida es claramente el trabajo y vemos cinco sectores como potenciales generadores de empleo: la construcción, la producción de alimentos, los textiles, el cuidado y el reciclaje», enumeró.

Por otra parte, aseguró que «hay derechos permanentes» relacionados con el sector del desarrollo social y mencionó que el Ministerio «está trabajando para tomar nota», especialmente con «las personas con discapacidades y las personas de edad avanzada».

Arroyo también se refirió al registro que las autoridades hacen en los comedores, diciendo que «algunos trabajan todos los días y otros se turnan».

«Cubrimos todo: creamos un comité de emergencia en cada barrio, y donde hay baches, vamos y los acompañamos», concluyó Arroyo.