Saltar al contenido

Así es como será el ATP 7: ayuda para los sectores «críticos» y créditos para los «no críticos».

El gabinete económico definió que el programa de asistencia se destinara al turismo, la cultura, el entretenimiento y la gastronomía.

Así es como será el ATP 7: ayuda para los sectores

Así es como será el ATP 7: ayuda para los sectores "críticos" y créditos para los "no críticos".

Este miércoles el Gabinete Económico definió las modalidades del ATP 7, la ayuda estatal a las empresas en el marco del programa de ayuda de emergencia para la producción y el trabajo para los sectores «críticos» de la economía nacional penalizados por la pandemia del coronavirus (orthocoronavirinae). La Ayuda al Trabajo y la Producción (ATP) en su séptima versión, con el pago del salario suplementario, llegará a los sectores del turismo, la cultura, el entretenimiento y la gastronomía, mientras que los demás sectores «no críticos» podrán beneficiarse de préstamos subvencionados. Así lo confirmó la Jefa de Gabinete Adjunta, Cecilia Todesca Bocco, en un diálogo con periodistas acreditados de la Casa Rosada, que también incluyó definiciones sobre el tema del tipo de cambio y la posibilidad de continuidad del ingreso familiar de emergencia (IFE). La sesión, presidida por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, comenzó por la mañana y terminó después del mediodía en la Sala de los Científicos de la Casa de Gobierno.

Después de la reunión, Todesca Bocco dijo que la «recuperación económica» «tiene dos velocidades, una para los sectores no críticos, donde el nivel de recuperación en algunos casos está muy cerca antes de los efectos de la pandemia y en otros. «Pero luego tenemos una serie de sectores que aún no se han recuperado, y eso tiene que ver con las medidas sanitarias. Son lo que llamamos ‘sectores críticos’ en los que centraremos los esfuerzos fiscales», añadió el funcionario.

En este contexto, explicó que los sectores «no críticos» que pueden acceder a los «préstamos con garantía estatal y subsidio de intereses» son aquellos que reflejan una «liquidación nominal» entre el cero y el 35 por ciento. «Hemos bajado del 40 al 35 por ciento (el techo de facturación nominal) porque el DNU original decía que podemos apoyar a las empresas siempre y cuando tengan un descenso significativo de la facturación real y la inflación interanual sea del 36 por ciento. Por eso estamos excediendo ese límite», resumió. En cuanto al futuro del IFE, dijo que la continuidad de la asistencia sigue siendo un tema de «discusión» dentro del equipo de trabajo, aunque señaló que están observando que hay «un grado de recuperación» en el «movimiento de personas» y que por esta razón todavía no han evaluado «cuál es la mejor manera de invertir estos recursos». Y añadió: «El IFE fue diseñado para el período de abril, mayo y junio en el que la gente no podía salir directamente de sus casas. Ahora estamos en un contexto diferente, los trabajos han sido restaurados, incluso los trabajos de la informalidad. Así que tenemos que usar los recursos donde realmente se necesitan. A la reunión asistirán también los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la jefa de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, explicaron el gobierno en un comunicado. De esta manera, el Ministro Arroyo fue incluido en el Gabinete Económico para expresar también su posición sobre la situación social.