Saltar al contenido

¿Cómo se aplicará la vacuna del coronavirus ruso en Argentina?

Carla Vizzotti señaló que será gratuito y se dará prioridad a los grupos de riesgo. Además, dijo que es muy sencillo de fabricar y conservar, lo que facilitará su producción en masa.

¿Cómo se aplicará la vacuna del coronavirus ruso en Argentina?

¿Cómo se aplicará la vacuna del coronavirus ruso en Argentina?

La ministra de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y la asesora Cecilia Nicolini se refirieron al anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus y afirmaron que «la Argentina y el mundo» firmarán contratos para asegurar su disponibilidad antes de que se conozcan los resultados de los ensayos clínicos de la fase 3 y que su uso en el país será gratuito y se centrará inicialmente en los grupos de riesgo.

Los funcionarios que formaban parte de la delegación argentina que visitó Rusia para conocer las alternativas de producción de esta vacuna coincidieron en que la posibilidad de disponer de millones de dosis para finales de diciembre era uno de los puntos clave que distinguía la oferta de Moscú de la de otras empresas en las entrevistas con los medios de comunicación.

«Esto se debe a un ofrecimiento directo a nuestro gobierno para tener un número muy interesante de dosis en diciembre y enero», dijo Nicolini, quien también anunció que la solicitud será «gratuita para toda la población» y que la distribución será «justa, con una visión federal» que da prioridad a «los grupos de riesgo, los trabajadores de la salud y las fuerzas de seguridad».

Vizzotti, por su parte, explicó que la Argentina había recibido ofertas de varios laboratorios y que la oferta de las autoridades rusas había asegurado la provisión de una dosis alta hacia finales de año, lo que permitiría seguir una «estrategia de vacunación».

No hubo vacunación masiva en Rusia

El funcionario dijo que ninguna de las vacunas actualmente en fase tres había sido aprobada por ninguna autoridad reguladora del mundo y negó que Rusia hubiera llevado a cabo una vacunación masiva de su población.

«Lo que Rusia ha hecho con toda la información de la fase uno y la fase dos y con la información de la plataforma de desarrollo de vacunas -ya han desarrollado vacunas contra el MERS y el Ébola en el pasado- teniendo en cuenta que el comité asesor las consideró fiables, es crear un registro preliminar y de emergencia y vacunar a un grupo voluntario de trabajadores de la salud y profesores», dijo el Secretario de Acceso a la Salud.

En este contexto, explicó que la vacuna creada por Moscú, al igual que las demás vacunas, debe cumplir todos los requisitos habituales de los medicamentos.

«Lo que tenemos que responder con la fase 3 es la eficacia de la vacuna, la eficacia. Si se compara el grupo que ha sido vacunado con el grupo que no lo ha sido, se sabrá si estos anticuerpos, además de ser seguros y producir anticuerpos, realmente previenen la enfermedad o no. Esa es la respuesta que necesitas para ver si se puede grabar», dijo.

Fácil de producir

Vizzotti también dijo que es una vacuna «muy fácil de producir», lo que hace que la producción en masa sea más fácil y más fácil de mantener porque se mantiene a -18 grados.

«La preservación está a -18 grados, lo que es mucho más fácil que a -70 grados (que deben ser desarrollados más). El Sabin, por ejemplo, se almacenó a -20,» añadió.

También señaló que los precios «de las vacunas que se nos ofrecen están entre 5 y 10 dólares por dosis», pero que el costo de mantenimiento y distribución debe ser evaluado.

Teniendo esto en cuenta, Vizzotti explicó que la situación actual está haciendo que todos los gobiernos tengan que tomar una decisión «a riesgo compartido» con los laboratorios para asegurar que la vacuna se almacene antes de las pruebas que demuestren su eficacia.