Saltar al contenido

Coronavirus en Argentina: tensión en 7 provincias debido al desbordamiento del sistema de salud

El Coronavirus en Argentina La Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, advirtió sobre el problema en Jujuy, Mendoza, el departamento del General Roca (Río Negro), Salta, La Rioja, y en la región del AMBA.

Coronavirus en Argentina: tensión en 7 provincias debido al desbordamiento del sistema de salud

Coronavirus en Argentina: tensión en 7 provincias debido al desbordamiento del sistema de salud

Con un promedio de más de 9.500 nuevos casos de coronavirus por día en la última semana, los especialistas advirtieron que hay «tensiones» en los sistemas de atención de la salud de por lo menos siete jurisdicciones nacionales y señalaron que la curva de infección «sigue aumentando exponencialmente».

Esta mañana, la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, informó que el promedio de casos diarios de la semana pasada fue de 9.553, y señaló que existe un informe sobre «tensiones en el sistema de salud de las provincias de Jujuy y Mendoza, en el Departamento de General Roca (Río Negro) y en zonas de las provincias de Salta y La Rioja». Vizzotti también advirtió que en la región del AMBA (que incluye la ciudad de Buenos Aires y 40 municipios de la provincia de Buenos Aires) tenemos «un alto porcentaje de puestos de trabajo que, si se mantienen en el tiempo, también provocan tensiones en el trabajo de todo el personal, especialmente en el sector de cuidados intensivos».

«A nivel nacional, los casos están aumentando, más lentamente en el AMBA y mucho más rápidamente en las otras provincias; pero en todas las jurisdicciones la curva de nuevos casos está aumentando», describió Rodrigo Quiroga, bioinformático de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) e investigador del Conicet. El investigador dijo que «si analizamos las jurisdicciones según el aumento de casos, tenemos Tucumán, Salta y Neuquén, que están mostrando un fuerte incremento; pero hay otras como Mendoza, Río Negro y La Rioja, que están en un estado más crítico en el sistema de salud». Quiroga ha estado advirtiendo durante semanas que «el aumento de casos en el interior podría llevar a la saturación de la capacidad de atención, ya que muchas jurisdicciones tienen pocas camas de cuidados intensivos». Según el contador y senador de Corrientes, Martín Barrionuevo, que trabaja en el análisis de datos desde el inicio de la pandemia, el promedio nacional de 9.553 casos por día representa un aumento del 29% en comparación con el promedio de hace siete días.

En un análisis detallado, Barrionuevo consideró que «las jurisdicciones que se encuentran en una situación más crítica debido a una serie de indicadores son las ciudades de Buenos Aires, La Rioja, Jujuy y Río Negro. En Salta, los casos están aumentando rápidamente y el otro que está experimentando dificultades es Mendoza, porque hay pocas camas de cuidados intensivos por habitante». Sin embargo, si se analiza sólo la dinámica de crecimiento, «el aumento en Córdoba, Santa Fe y el interior de Buenos Aires es muy preocupante. El Ministro de Salud de Buenos Aires, Fernán Quirós, dijo el lunes que la ciudad de Buenos Aires ha estado experimentando una «meseta en la curva de caída» durante varias semanas, con un «alto promedio de 1.100 casos, a veces un poco más y a veces menos». Los que analizan los datos no están de acuerdo con este punto de vista: Barrionuevo estimó que la curva de la ciudad experimentó un crecimiento del 16% en la última semana, teniendo en cuenta los promedios de los últimos siete días.

«En la ciudad, miran la curva por fecha de frotis, pero lo que vemos es que el comportamiento de la curva por fecha de frotis es muy similar al reporte de casos al final, así que si analizamos el reporte de casos en los últimos días, hay un crecimiento tanto en la CABA como en el resto de la AMBA», dijo Quiroga en su lugar. Y continuó: «Habíamos visto aumentar el número de casos hace semanas, pero a medida que el flujo sanguíneo y la relajación comenzaron a mejorar, el número de casos volvió a aumentar. En Argentina la tasa de letalidad (número de muertes en comparación con los casos confirmados) es del 2,10%. Sin embargo, los que analizan los datos prefieren calcular la fecha de muerte móvil, es decir, comparar las muertes de hoy con los casos por fecha de infección de hace 14 días: «Esta variable se acerca más al 3%», dijo Barrionuevo. En este contexto, Quiroga señaló que «dado que la mortalidad se calcula en base a las muertes comparadas con los casos confirmados, debemos ser cuidadosos en nuestras comparaciones; en La Rioja, por ejemplo, hay una tasa de mortalidad del 10%, y esto no significa necesariamente que mueran más personas, sino que pueden hacer menos diagnósticos.

El lunes algunos medios de comunicación se hicieron eco de la denuncia de familiares y amigos del pastor Luis Anastassi, oriundo de Fernández Oro, de que no pudieron ingresarlo en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Cipolletti de Río Negro por falta de un respirador. Pero Claudia Muñoz, directora del hospital, dijo anoche en una entrevista con C5N que aunque tienen una tasa de ocupación del 95%, «no ha sido necesario definir si un paciente debe ser admitido o no. Según cifras oficiales, un total de 2.273 personas en todo el país están tomando Covid-19 en unidades de cuidados intensivos, el 69% de ellas en centros de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, el 8,6% en Córdoba y el 3,2% en Mendoza, según el informe matutino.

La tasa de ocupación de las camas de cuidados intensivos tiene un promedio del 60,6% a nivel nacional, mientras que alcanza el 68,8% en el AMBA.

Por otro lado, la presidenta de la Sociedad Argentina de Medicina Intensiva (SATI), Rosa Reina, aseguró este martes que el personal de la zona se ha «desplomado» porque «cada vez es menos», y destacó la dificultad de cubrir los lugares de aquellos que deben ser aislados por infecciones de coronavirus. «Estamos al borde del colapso; el personal se ha derrumbado porque cada vez somos menos», dijo Reina en una entrevista con Radio Continental. «La mayoría de las unidades de cuidados intensivos son más del 80% (cuando tienen personal), y en los últimos 15 o 20 días se han sumado provincias y ciudades como Mar del Plata», con pacientes que requieren cuidados intensivos, dijo el médico. En este contexto añadió: «Hace un mes hablábamos de 4 o 5 lugares que estaban mal; ahora estamos hablando de 20 provincias. Y concluyó que actualmente «el 20 o 30% de las camas deberían estar libres, dependiendo de los lugares».