Saltar al contenido

Coronavirus: es la forma inteligente de abrazar a los abuelos

El método se aplicó recientemente en Rosario después de que la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe lo autorizara. ¡Mira las imágenes!

Coronavirus: es la forma inteligente de abrazar a los abuelos

Coronavirus: es la forma inteligente de abrazar a los abuelos

Por primera vez en un hospital geriátrico de Rosario se introdujo el sistema de abrazos sin contacto con mangas de plástico. De esta manera, las personas mayores pueden realizar este acto de amor con sus seres queridos sin correr riesgos debido a la pandemia de coronavirus.

Cabe mencionar que esta medida se llevó a cabo anteriormente en Buenos Aires y en varios otros países. Sin embargo, en los últimos días, el Ayuntamiento de Rosario lo aprobó en un hospital geriátrico privado, y así los deseos de los ancianos pudieron finalmente cumplirse.

El Centro Bio-Club, fundado alrededor de 1500 en España, fue el pionero en la ciudad de Rosario. Esta modalidad permitió el primer contacto entre los residentes y los miembros de su burbuja social después de tres meses de prisión social y garantizó todas las medidas sanitarias preventivas en medio de la crisis sanitaria que afectaba a todo el mundo.

https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d3348.839027542036!2d-60.73788868481408!3d-32.92885098092648!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0x95b652c2f9c05feb%3A0x79c534c92e30e1cc!2zQsOPTyBDTFVC!5e0!3m2!1ses-419!2sar!4v1593007057744!5m2!1ses-419!2sar

El sistema de abrazos sin contacto implica que el visitante y el residente están separados por una cortina de plástico con mangas a ambos lados, pero aún así pueden sentirse los brazos del otro.

El aislamiento social impuesto preventiva y obligatoriamente por el Covid-19 colocó a los ancianos en una situación de gran vulnerabilidad, ya que no sólo estaban confinados en pabellones geriátricos sino que tampoco se les permitía recibir las visitas habituales. Por eso el método se volvió tan importante para ellos.

Tandil fue uno de los precedentes más recientes en el uso de este sistema. La propietaria de la casa Reminiscencias, Anahi Soulié, dijo que había visto este método en Internet, que ya se utiliza en las residencias de ancianos en España, y por eso decidió poner en práctica este plan.

«Lo estudiamos bien, observamos durante dos días que no podía entrar aire. Sabemos que no es estéticamente agradable, pero lo queríamos, y a nuestros abuelos les encantaba, están fascinados. Se levantan con ganas, se preparan, se pintan, se peinan porque sus hijos los visitarán. Era una forma de devolverles algunas de las grandes cosas que nos dieron», dijo con orgullo.