Saltar al contenido

Cuarentena: ¿Por qué están aumentando los casos de depresión en los jóvenes?

Según una encuesta de Unicef Argentina, el 70% de los adolescentes están angustiados y 7 de cada 10 dijeron que no ver a sus amigos es lo que les resulta más difícil del aislamiento.

Cuarentena: ¿Por qué están aumentando los casos de depresión en los jóvenes?

Cuarentena: ¿Por qué están aumentando los casos de depresión en los jóvenes?

La cuarentena es una situación de crisis en la que nuestra salud está innegablemente amenazada. Y si la amenaza persiste durante un período de tiempo más largo – como es el caso de Argentina – los mecanismos de adaptación se pierden.

«El estado mental de toda la población se ve afectado negativamente, especialmente en los grupos de población con menos recursos, como los adolescentes», dice la Dra. Fernanda Bellusci, especialista en pediatría y juventud del Hospital de Clínicas José de San Martín, sobre las consecuencias del aislamiento preventivo por el coronavirus.

La adolescencia se caracteriza por la socialización, la necesidad de intimidad y por el hecho de que es una época en la que se genera un pico de crecimiento físico y se desarrollan más recursos intelectuales.

Según el Hospital de Clínicas José de San Martín, el sueño es necesario para el pico de crecimiento físico, y el sueño se ve afectado en la mayoría de las personas por el uso prolongado de pantallas. «Y, privado de sueño, el estado de ánimo también se deteriora. También provoca graves problemas de visión, especialmente cuando lo hacen con las luces apagadas», explicaron.

Falta de privacidad en la cuarentena

En términos de privacidad, es muy importante que los jóvenes puedan tener su propio espacio personal. Pero «estar cerca de sus padres y/o hermanos las 24 horas del día, siete días a la semana durante cinco meses lo hace un poco perdido».

Vale la pena mencionar que la «pérdida» de la intimidad no afecta a todos por igual. «Los niños que sentían que no recibían mucha atención de sus padres porque pasaban demasiadas horas en el trabajo o de camino al trabajo estaban en una mejor situación.

Cambios debidos a la pandemia Covid 19

La segunda encuesta realizada por la oficina del UNICEF en Argentina sobre la percepción y las actitudes de la población debido al impacto de la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno en la vida cotidiana de los niños y adolescentes reveló los siguientes resultados: Entre abril y julio, el número de jóvenes que expresan su difícil situación aumentó en un 70%. El 25% admitió tener miedo y el número de jóvenes que se sintieron deprimidos aumentó en un 78%.

Cuando se les preguntó qué fue lo más difícil de la cuarentena, 7 de cada 10 dijeron que no podían ver a sus amigos; el 51% dijo que no podían salir, el 38% dijo que lo peor era no poder ir a la escuela, y otro 38% dijo que simplemente estaban encerrados.

Los adolescentes y el alcohol

El experto del Hospital de Clínicas señaló que uno de los problemas que se ha trabajado mucho con los jóvenes en nuestro país es el consumo de alcohol y otras sustancias por parte de los menores.

Debido al mito que circula entre ellos – que dice que hay que beber alcohol para divertirse – el inicio del consumo de alcohol es actualmente alrededor de 13,7 años, sin que los padres sean conscientes de esta situación.

«Hay una situación específica que ellos mismos llaman «ruptura» o «volcado», en salidas con compañeros que beben cantidades excesivas de alcohol en muy poco tiempo. Esto se conoce como consumo excesivo y esporádico de alcohol (CEEA)», explicó el especialista.

Y luego añadió: «Con el aislamiento, ya no tienen acceso a esta forma de ‘diversión’ y por consiguiente sienten que no pueden divertirse. Lo malo es que en esta larga cuarentena, ante esta situación de estrés, el consumo de alcohol y otras sustancias ha aumentado entre los adultos, y lo consumen bajo los ojos de sus hijos, porque están todo el día juntos; los niños ven y aprenden que ante situaciones de estrés hay que consumir alcohol para relajarse».

pandemia en el último año de la escuela secundaria

En conclusión, Bellusci subrayó la importancia de destacar uno de los grupos más afectados por el aislamiento, a saber, los niños que han terminado la escuela secundaria.

«El último año suele ser muy agradable, con mucha diversión y socialización; se perdieron este año importante y están muy tristes. Una recomendación a los padres en este momento difícil es tratar de hacer actividades juntos, jugar, conversar, ver películas, tener un intercambio más fluido, compartir lo que sentimos con ellos, eso siempre es importante, pero aún más importante en momentos de tanto estrés», dijo.

Y sintió: «Cuando tenemos que dar una imagen, trata de funcionar de una manera familiar, como un tambor de rugby: cuando todos se presionan y se apoyan unos a otros, no te caes.