Saltar al contenido

Después de la última prueba, todo está listo para lanzar el satélite Saocom 1B

La prueba se llevó a cabo con éxito en Bariloche, por lo que está previsto que se ponga en órbita el 27 o 28 de agosto. El lanzamiento será desde Cabo Cañaveral, en los Estados Unidos.

Después de la última prueba, todo está listo para lanzar el satélite Saocom 1B

Después de la última prueba, todo está listo para lanzar el satélite Saocom 1B

El ensayo final para el lanzamiento del satélite Saocom 1B terminó «exitosamente» esta noche en la ciudad de San Carlos de Bariloche, por lo que todo está previsto para el lanzamiento el 27 o 28 de agosto desde Cabo Cañaveral en los Estados Unidos. «La prueba conjunta de las operaciones tal y como serán el día del lanzamiento ha sido completada con éxito», dijeron fuentes de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae). Alrededor de 70 personas participaron en esta «prueba final», que se llevó a cabo desde todas las bases que controlarán la operación en Buenos Aires, Córdoba, Bariloche, Estados Unidos, África, Italia, la Antártida, Perú, Noruega y las Islas Kerguelen en el Océano Índico.

El Conae había informado el 25 de julio que el lanzamiento del Saocom 1B a la órbita se había pospuesto hasta finales de agosto por decisión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. «La próxima ventana de lanzamiento, programada para finales de agosto, comenzará el jueves 27 de agosto con una opción para el viernes 28. La fecha dependerá de un lanzamiento más temprano programado para el 26 de agosto», dijeron los portavoces de Conae. Para el lanzamiento se gestiona un rango de fechas posibles, conocido como «ventana de posibilidades», definido según muchas variables. Esto significa que, por el momento, las fechas probables son estos dos días, en ambos casos a las 20:19 hora argentina, 19:19 hora de EE.UU., en la zona horaria donde se encuentra la base en Cabo Cañaveral.

Este viernes, el equipo responsable del lanzamiento realizó una «prueba completa» en todas sus sedes y bases de comunicación y vigilancia, según lo definido por la ingeniera Josefina Péres, Subjefa de Gestión de Proyectos de los proyectos de satélites del Conae, desde la sede del Invap en la ciudad de Bariloche, Río de Janeiro. «Hoy fue la última prueba», explicó Péres, quien agregó que «el día del lanzamiento comienza 10 horas antes con un procedimiento conjunto entre la compañía de lanzamiento SpaceX, el equipo Conae/Invap de Cabo Cañaveral, el equipo de Córdoba, Buenos Aires y Bariloche, así como la compañía VENG y el Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (GEMA) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). El ingeniero añadió que «hoy todo fue simulado como si estuviéramos lanzando el satélite, pero sin el lanzamiento. «Este es un procedimiento en el que las últimas ocho horas fueron las más importantes, durante las cuales se probó el lanzador. El equipo de Saocom en Cabo Cañaveral probó el satélite, lo encendió, lo configuró y verificó la telemetría», añadió Péres.

Una vez completado el último lanzamiento y la inserción de 1B en órbita, éste y el Saocom 1A, lanzado en 2018, actuarán «en tándem» en la encuesta de información, orbitando a una altitud de 620 kilómetros. Juntos formarán un sistema de dos satélites de observación de la Tierra equipados con un radar polarimétrico SAR de apertura sintética en banda L y una antena extendida de 35 metros cuadrados. Los satélites recibirán y emitirán imágenes de muy alta calidad e información sobre el nivel del agua del suelo, que es esencial para la agricultura, y también permitirán obtener información sobre la presencia de buques en zonas bajo jurisdicción argentina.