Saltar al contenido

Detectan la onda gravitacional más fuerte registrada hasta ahora…

La señal que recogen los científicos de Europa y Estados Unidos podría provenir de una fusión entre dos agujeros negros. Los detalles, en la nota.

Detectan la onda gravitacional más fuerte registrada hasta ahora...

Detectan la onda gravitacional más fuerte registrada hasta ahora...

Astrofísicos de Europa y Estados Unidos anunciaron el miércoles que habían descubierto la señal más masiva jamás observada en las ondas gravitacionales, al tiempo que señalaron que podría ser causada por la fusión de dos agujeros negros.

Los científicos que operan los detectores LIGO (Laser Interferometry Gravitational Wave Observatory) y Virgo (un observatorio cerca de Pisa, Italia, que incluye el país anfitrión así como Francia, España, Polonia, los Países Bajos y Hungría) admitieron que su descubrimiento en realidad plantea más preguntas que respuestas.

Una onda gravitacional es una onda invisible que viaja a la velocidad de la luz. Albert Einstein postuló su existencia en 1915 en el marco de la teoría general de la relatividad, pero el fenómeno no fue descubierto experimentalmente con exactitud por la LIGO hasta 2015.

Cabe mencionar que la señal, que se asemeja a unos cuatro movimientos cortos, es de duración extremadamente corta y dura menos de una décima de segundo.

La fusión de dos agujeros negros es un fenómeno que no produce luz, por lo que sólo es visible a través de estas ondas cósmicas, que se utilizan para ampliar el conocimiento sobre el universo.

«El listón para afirmar que hemos descubierto algo nuevo es muy alto. Así que normalmente usamos la navaja de Occam: La solución más simple es la mejor, que en este caso es un agujero negro binario», dijo Alan Weinstein, miembro de LIGO.

Según los científicos, las ondas gravitacionales detectadas desarrollaron una energía similar a la de ocho masas solares.

La señal fue detectada el 21 de mayo de 2019 por la LIGO, que consta de dos observatorios en los Estados Unidos y el Virgo en Italia, y se le dio la identificación GW190521.