Saltar al contenido

Día del Niño Arruinado: La juguetería del carrusel fue reportada por no entregar los regalos y dar respuestas

En las redes sociales circulan varias denuncias de fraude por parte de padres que, en medio de la pandemia de coronavirus, y con una grave crisis económica en el país, decidieron hacer un esfuerzo para dar un regalo a su hijo.

Día del Niño Arruinado: La juguetería del carrusel fue reportada por no entregar los regalos y dar respuestas

Día del Niño Arruinado: La juguetería del carrusel fue reportada por no entregar los regalos y dar respuestas

La celebración del Día del Niño en Argentina, lejos de dejar una fecha festiva de alegría y celebración para los más pequeños, desató una ola de denuncias de fraude contra la prestigiosa juguetería Carrousel, empresa que, según los denunciantes, no responde a las denuncias, no suministra los productos y «nadie se hace responsable de la situación», ni siquiera la agencia gubernamental de protección al consumidor. «No pueden quedar tan impunes», dicen las víctimas.

La juguetería no responde

Varias denuncias de fraude circulan en las redes sociales por parte de padres que, en medio de la pandemia Covid-19 y ante la grave crisis económica que atraviesa el país, decidieron hacer un esfuerzo para regalar a sus hijos el Día del Niño, pero la celebración se convirtió en un calvario: hasta la fecha, la juguetería Carrousel no ha enviado a ninguno de sus clientes los productos que compraron por Internet.

Según los denunciantes, que afirman haber comprado varios productos antes de la celebración del Día del Niño, hicieron sus compras a través de la página web de la juguetería Carrousel y el perfil de Instagram, pero a lo largo de los días, nadie les dio o respondió los juguetes que compraron.

«Darío Mermelstein se aseguró de que aquellos que ya habían hecho compras en Internet en el Carrusel de la Juguetería 10 días antes NO RECIBIERAN MÁS MAÑANA! Gracias por tanta felicidad para los niños en su día», fue uno de los primeros reportajes que se leyó en las redes sociales el día anterior a la celebración del Día del Niño. El reportaje fue disparado directamente contra la juguetería y contra el presidente de la Asociación Argentina del Juguete y Afines A.A.D.E.J.A. y propietario de la juguetería Carrousel, Darío Mermelstein.

«Nos estafaron, el juguete que compré hace 10 días para el Día del Niño no ha llegado. Arruinaron ese día para los niños que habían estado encerrados durante meses», fue otra queja de una de las víctimas, identificada como Virginia Bok.

«Debería avergonzarse de que su presidente sea el gerente de la juguetería o #jugueteriacarrousel EL MAYOR ESTADO DEL DÍA DEL NIÑO EN PANDEMIA… ¡ flagelos! ¡Han pasado 13 días desde que pagué el pedido y todavía no ha llegado nada! No contestan», denunció airadamente otra usuaria de la red social llamada Josefina, que también lanzó la cuenta de defensa del consumidor.

Ara Garrido, otra víctima de la juguetería Carrusel, denunció a su vez que, a pesar de la denuncia, no había recibido respuesta por todos los medios, incluido Instagram, y seguía sin recibir su producto, incluso describiendo la conversación que tuvo con la empresa como una «mala experiencia».

«En el correo electrónico que enviaste, decía que a partir de ese momento el producto era entregado por la compañía de logística, PaQuery te ofreció un código y podías seguir el camino del producto… En mi caso, una de las compras (¡no tengo noticias de la otra!) llegó el lunes 17.

Infinidad de denuncias

Las denuncias en las redes sociales son interminables, e incluso algunas personas que prefirieron permanecer en el anonimato por temor a represalias denunciaron que la juguetería del Carrusel tampoco ofrece condiciones de trabajo óptimas para sus empleados, y que Darío Mermelstein, propietario de la juguetería del Carrusel, es consciente de ello.

Darío Mermelstein, el dueño de esta juguetería, que está involucrado en el escándalo, fue entrevistado por el periodista Fabián Doman el 11 de agosto del año pasado. En este artículo, el empresario admitió que «hay una gran escasez de varios productos. Tenemos entre el 30 y el 40% de los productos nacionales», por lo que se sospecha que la empresa vendió productos que probablemente no tenía en stock.