Saltar al contenido

Difundir el coronavirus por toda la ciudad: debe donar plasma, 30 «lucas» y hacer trabajo comunitario

Coronavirus en Argentina Ocurrió en la ciudad de Orán, en la provincia de Salta, donde un muchacho que trabajaba como asistente de una empresa de transporte fue acusado de violar las medidas sanitarias y causar la infección de ocho personas.

Difundir el coronavirus por toda la ciudad: debe donar plasma, 30

Difundir el coronavirus por toda la ciudad: debe donar plasma, 30 "lucas" y hacer trabajo comunitario

Un hombre tiene que donar plasma, suministros médicos por 30.000 pesos y cuatro horas de trabajo semanales durante un año al hospital San Vicente de Paúl en la ciudad de Orán, al norte de Salta, después de haber sido acusado de propagar el coronavirus en esa ciudad, informaron fuentes judiciales el martes.

Este es el primer paciente en Orán que se enfermó de Covid-19 y está acusado de propagar la enfermedad. Después de cuatro meses de procedimientos, la investigación penal abierta en junio concluyó con una audiencia completa.

Allí el juez de instrucción, Luis Renato Rabino Baldi Cabanillas, aprobó la suspensión del proceso a propuesta de las partes.

En esta ocasión se destacó la conducta del acusado, quien donó plasma inmediatamente después de su recuperación, lo cual es una de las condiciones del acuerdo presentado al juez.

En la audiencia, el Fiscal Federal José Luis Bruno, junto con su asistente María del Carmen Núñez, quien representaba al Ministerio Público Descentralizado en Orán, presentó el caso, las pruebas y el acuerdo con la defensa para resolver el conflicto. El fiscal dijo que el proceso penal comenzó el 16 de junio, cuando se formalizó la acusación de un joven de Orán por el delito de «propagación de una enfermedad infecciosa», según se define en el artículo 202 del Código Penal. El Ministerio Público declaró que los cargos surgieron de una investigación preliminar que se inició después de que se conociera públicamente que los acusados, que trabajaban como ayudantes de una empresa de transporte en Jujuy, habían infringido las medidas sanitarias impuestas en relación con la pandemia de coronavirus.

Su comportamiento condujo a la infección de otras ocho personas, incluyendo amigos y familiares, que luego se recuperaron.

Después de formalizarse la acusación, la fiscalía continuó una serie de procedimientos probatorios mientras el acusado cumplía las medidas de libertad alternativa impuestas.

En la necesidad de lograr una «salida de mayor calidad del sistema», la Fiscalía solicitó la aprobación del acuerdo alcanzado con la defensa, según el cual el acusado debía hacer una donación de 30.000 pesos en cuotas mensuales y en materiales para suministros y otros artículos médicos al Hospital San Vicente de Paul de la ciudad de Orán, 270 kilómetros al norte de la capital, Salta.

Además, se acordó una carga de trabajo comunitario de cuatro horas semanales durante un período de un año, también en beneficio del hospital. El acusado, cuyo comportamiento tras el inicio del proceso penal fue tenido en cuenta y puesto de relieve durante el juicio, ya que se le mantuvo aislado y en cumplimiento de la normativa sanitaria vigente, aceptó este acuerdo antes de que el juez fuera oído. En este contexto, se destacó la donación de plasma del acusado, que se realizó en dos ocasiones, así como el compromiso de los demás miembros de su grupo familiar que estaban a disposición de las autoridades sanitarias.