Saltar al contenido

El caos del tráfico en los accesos a la Capital Federal debido a los controles reforzados

A partir de este lunes, se intensificaron las operaciones de los agentes de Tráfico, Prevención y Policía de la ciudad en 40 accesos al territorio de la ciudad, con puestos de control en los pasajes habilitados para impedir el movimiento de personal no esencial.

El caos del tráfico en los accesos a la Capital Federal debido a los controles reforzados

El caos del tráfico en los accesos a la Capital Federal debido a los controles reforzados

El tráfico en las autopistas de la ciudad de Buenos Aires disminuyó un 19% este lunes en comparación con el lunes pasado, informó el gobierno de Buenos Aires, mientras que se registraron largas filas de automóviles en las vías de acceso al tiempo que se intensificaron los controles para evitar el movimiento de personas no autorizadas en relación con el aislamiento que domina la pandemia de coronavirus. 33.000 vehículos viajaron por las autopistas de la ciudad durante la mañana, un 19% menos que el lunes pasado, informó el Ministro de Transporte. «La semana comenzó con una caída en el tráfico de coches privados de más del 10% Durante estos dos días estamos en una fase de transición, hoy y mañana nos centraremos en concienciar a todos los implicados en el control de vehículos y el transporte público, para que a partir del miércoles 1 de julio sólo circulen los más imprescindibles», declaró Juan José Méndez, Ministro de Transportes y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Los sensores que el Ministro de Transporte tiene en las principales calles de Buenos Aires registraron una circulación de 32.000 vehículos al mediodía. Desde este lunes, se han intensificado los controles del transporte público y de 40 vías de acceso a la ciudad de Buenos Aires, con bloqueos en los pasajes para impedir la circulación del personal no esencial. A partir de esta mañana, los agentes de la Policía Metropolitana, de Tránsito y de Prevención se encontraban en las 40 vías de acceso a la ciudad de Buenos Aires, en el transporte público y en los 26 pasos de peatones.

Por la mañana, las colas de automóviles en la autopista 25 de Mayo, una de las vías de acceso abiertas a todo tipo de vehículos, llegaban a la Avenida Alberdi en la caseta de peaje, donde un escuadrón de 35 agentes de tránsito y de policía detenían a todos los automóviles para pedir un permiso de circulación. La gente pasaba, presentando el formulario de solicitud del Cuidar o en forma impresa, mientras se formaban largas filas a la entrada de la capital del estado y sonaban las bocinas de los conductores. «Me detuvieron porque tenía el viejo permiso y no el nuevo. Me dejaron ir, pero tengo que ir a casa para hacer este procedimiento para poder trabajar», dijo Emanuel, que trabaja como repartidor de una solicitud con su motocicleta y se retrasó en la entrada porque no tenía el permiso de conducir actualizado.

Los trabajadores indispensables del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) deberán solicitar un nuevo permiso de circulación entre el lunes y el martes para poder desplazarse a partir del 1 de julio, después de que el presidente Alberto Fernández anunciara ayer la nueva fase de aislamiento más estricto debido a la pandemia de coronavirus. Los funcionarios dicen que los trabajadores que realizan tareas esenciales y residen en la AMBA tendrán tiempo para renovar su respectivo CUHC (Certificado Único de Movimiento) desde el lunes a las 0:00 hasta el martes a las 23:59. Mientras tanto, el número de personas en los autobuses había «bajado un poco», dijo una autoridad de tránsito, ya que venían con los asientos vacíos y todos estaban sentados.

Los agentes de policía entraban en las unidades y pedían a los pasajeros uno por uno permiso para permanecer allí, ya que sólo el personal esencial puede utilizar el transporte público. «La verdad es que no sabía nada, debería haber sido informado», dijo Gabriel, que fue detenido en el peaje porque no tenía permiso para tomar el autobús. «Tendríamos que obligarlo a volver a la casa, pero no podemos hacerlo desde aquí. Lo dejaremos ir con un certificado y se le notificará para la próxima operación. Según los agentes, son pocas las personas que se meten en la carretera sin permiso o con un permiso caducado.

«Hay algunos errores, pero afortunadamente la gente sabe cómo moverse», dijo uno de los agentes de tránsito, que fueron colocados en grupos de tres por cabina para acelerar el cruce de coches en el peaje. También se llevaron a cabo controles de los usuarios del transporte público en los diversos centros de transferencia, los corredores de autobuses del metro, las entradas del metro y las líneas de autobuses que operan dentro de la ciudad. Entre las claves que circularán en la nueva fase, se recordó que los trabajadores esenciales tendrán que volver a tramitar sus permisos, que podrán llevarse en forma impresa o digital o en la aplicación Cuidar, este martes antes de la medianoche.

El transporte público está destinado únicamente al personal esencial, es decir, a algunos de los trabajadores de las áreas aprobadas como esenciales, como el personal de salud, seguridad y transporte. También habrá permisos especiales que durarán 24 horas y sólo podrán tramitarse dos veces por semana en el caso de padres separados, procedimientos urgentes, asistencia a los familiares y personas que se sometan a un tratamiento prolongado. Con estos permisos se podrá utilizar el transporte público, para lo cual se deberá indicar el número de la tarjeta SUBE al realizar el trámite. Al mismo tiempo se comprobará el uso de las pantallas faciales y se impondrán penalizaciones de 10.700 a 79.180 pesos y/o la descalificación de los que no cumplan.

//vmf.edge-apps.net/embed/vod?vid=75584&hash=9acf7344ec50993b012999f76196c4c6-1593461278-49a3d17875d7adb98e4582849ee7a909