Saltar al contenido

El gobierno de Buenos Aires y las familias que quedaron atrás en la toma de Guernica, más cerca de un acuerdo

Los representantes de ambas partes calificaron la reunión de "muy positiva", después de que el Ministerio de Desarrollo Comunitario de la Provincia indicara que más del 80% de los grupos familiares ya se han reubicado.

El gobierno de Buenos Aires y las familias que quedaron atrás en la toma de Guernica, más cerca de un acuerdo

El gobierno de Buenos Aires y las familias que quedaron atrás en la toma de Guernica, más cerca de un acuerdo

El gobierno de la provincia de Buenos Aires y las familias que aún viven en las tierras arrebatadas a la ciudad de Guernica, el partido del presidente Perón, avanzaron este sábado en una «búsqueda viable» de un lugar para vivir para las personas que no tendrán donde vivir una vez que dejen el país. Durante una reunión de los delegados de las familias, acompañados por representantes de las organizaciones sociales que apoyan a los propietarios de tierras, con el Ministro de Desarrollo Comunitario de la Provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, se acordó continuar el diálogo hasta que se encuentre una solución pacífica al conflicto. La coordinadora nacional de Barrios de Pie, Silvia Saravia, consideró que «fue una buena reunión» porque «esencialmente mostró la tendencia del gobierno provincial a buscar una salida viable para las familias que no tienen un lugar donde vivir».

«Esto es importante para nosotros. Creemos que, a diferencia de otras reuniones, han mostrado su voluntad de avanzar en la respuesta a una cuestión más estructural, por lo que la reunión fue muy positiva para nosotros», dijo. La reunión, que tuvo lugar en una de las carpas interministeriales ubicadas en el recinto, contó con la presencia de Estela Díaz, Ministra de la Mujer, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires, entre otros funcionarios.

También asistieron representantes del Polo Obrero, del Movimiento Teresa Rodríguez, de la Fpds Corriente Nacional-Guernica, de los Barrios de Pie, del Frente de Organización en Lucha (FOL) y del Frente Popular Darío Santillán.

El desalojo y reasentamiento de las familias

El desalojo del terreno de 100 hectáreas que ha sido habitado desde julio debía comenzar el jueves pasado por orden del juez de este caso, Martín Rizzo, pero el fiscal, Marcelo Romero, anunció que todavía «no hay una fecha segura» para la ejecución del procedimiento. La operación estaba prevista para esta semana después de que el gobierno de Buenos Aires hiciera dos solicitudes de aplazamiento y «el 80 por ciento de las familias ya han sido reubicadas», según Andrés Larroque, ministro de desarrollo comunitario de la provincia. Sin embargo, el gobierno pidió un diálogo con las organizaciones sociales para tratar de lograr una salida pacífica de la propiedad, por lo que detuvo las operaciones policiales.

Las familias que ya habían abandonado la tierra firmaron un acuerdo en el que se comprometían a dejar la tierra, y el gobierno provincial les proporcionó otras casas o les suministró materiales de construcción para ampliar sus casas, y a otros se les ayudó a pagar el alquiler. Se está llevando a cabo un proceso similar con las familias que aún se encuentran en la propiedad si aceptan irse pacíficamente, según informaron fuentes oficiales. La tierra reclamada por los propietarios fue ocupada el pasado mes de julio por unas 1.200 familias de Guernica y otras de los distritos de Almirante Brown, Lomas de Zamora, San Vicente, Florencio Varela, Ezeiza y Esteban Echeverría.

Después de que los propietarios y la empresa Bellaco S.A. interpusieran una demanda ante los tribunales, el juez de la Corte de Apelaciones de La Plata, Martín Rizzo, ordenó el desalojo. La decisión del juez Rizzo dice: «Una vez evacuadas las parcelas, deben ser devueltas a los demandantes María Jacinta Romero, Vilma Alicia Enríquez, Andrés Ríos y Gervasio Pérez Pesado en nombre de Bellaco S.A.