Saltar al contenido

Espinoza se reunió con pastores evangélicos para profundizar en las acciones de asistencia y esbozar protocolos para la post-pandemia

El objetivo era fortalecer el trabajo conjunto, delinear protocolos para la profesión de fe y pensar en el escenario post-pandémico. El alcalde explicó que "buscamos llevar la esperanza a los fieles y asegurarles que en el período pospandémico se normalizará la apertura de los templos". También destacó que "las Iglesias Evangélicas son un pilar muy importante" en la organización de la ayuda y la solidaridad en el marco de la cuarentena.

Espinoza se reunió con pastores evangélicos para profundizar en las acciones de asistencia y esbozar protocolos para la post-pandemia

Espinoza se reunió con pastores evangélicos para profundizar en las acciones de asistencia y esbozar protocolos para la post-pandemia

El domingo por la tarde, el intendente Fernando Espinoza recibió a los pastores de las iglesias protestantes de La Matanza en el Salón Malvinas del Palacio de la Ciudad. La reunión se centró en el fortalecimiento de la labor común en materia de bienestar social, reflexionando sobre el momento posterior a la pandemia y conociendo cuál será el protocolo que permitirá a los fieles volver a visitar los templos. La reunión comenzó con un repaso al trabajo que se ha realizado desde el inicio de la cuarentena y, en este sentido, Espinoza explicó a los presentes que desde la administración municipal hemos estado trabajando «en tres ejes básicos, la salud, el auditor de seguimiento de los diferentes barrios del distrito y la ayuda alimentaria, donde hemos tomado decisiones de antemano y hemos podido llegar a los lugares más humildes y donde hoy en día no son tan humildes y necesitan ayuda». También contextualizó este trabajo: «Somos 2 millones 400 mil habitantes y sería imposible que el barrio funcionara si no estamos organizados y somos solidarios con todos los vecinos, y las Iglesias Evangélicas son un pilar muy importante, no sólo desde el punto de vista espiritual, sino también para ayudar a los enfermos infectados por la pandemia y para ayudar a los necesitados, por lo que hoy quiero agradecerles el trabajo que cada uno de ustedes está haciendo en los barrios de La Matanza». Por su parte, el padre Miguel Ángel Pedera de Isidro Casanova destacó «el diálogo con el intendente y lo celebró, porque debemos trabajar todos juntos, los tiempos de protocolo y de distancia vendrán para abrir los templos, ahora debemos trabajar todos juntos y cuidarnos para superar lo que tenemos que vivir».

En cuanto al escenario futuro, la nueva normalidad y el periodo post-pandémico, el intendente señaló que «también estamos trabajando para los próximos días, que serán los más difíciles, estamos hablando de fortalecer el cuidado y la conciencia de nuestros vecinos, la preocupación por la disociación social, Esto es muy importante y nos ayuda a todos a controlar el contagio. Por otra parte, estamos hablando para prepararnos para el tiempo después de la pandemia, para llevar la esperanza a sus fieles y asegurarles que en el tiempo después de la pandemia normalizaremos la apertura de los templos, que es lo que más necesitan muchas personas y se han levantado. En cuanto a la infraestructura de salud que se fortaleció durante la cuarentena, Fernando Espinoza informó y actualizó que el distrito ya cuenta con 2056 camas de hospital, 350 camas de cuidados intensivos y 4000 camas de aislamiento instaladas en clubes, instalaciones comunitarias y templos evangélicos para servir a quienes no tienen la comodidad de recuperarse en casa. Además del Alcalde, asistieron a la reunión el Secretario de Gobierno, Gustavo Dutto, la Secretaria de Salud Pública, Gabriela Álvarez, el Secretario de Desarrollo Social, Nicolás Fusca, quien dio un detallado panorama de las áreas que manejan, y el Subsecretario de Culto, Gabriel Ciulla, quien acompañó a los invitados. Los pastores por su parte estaban presentes: de San Justo: Jorge Pérez; Isidro Casanova, Gustavo Guaymás y Miguel Ángel Pereda; de Ciudad Evita, Tablada, Bonzi y Tapiales, Horacio Pappalardo y Hugo López; de Rafael Castillo, Isaac López; de González Catán, Daniel Martínez; Virrey del Pino, Carlos Navelino; Gregorio de Laferrere, Martín Ribero; Villa Celina, Diego Pinel; y el grupo pastoral Federación Evangélica Pastores Unidos de la República Argentina, Ángel Aliaga. Para concluir, el líder parroquial agradeció a los presentes el trabajo que están realizando en cada una de sus parroquias a través de los voluntarios que se inscriben y participan en las actividades de ayuda a los más necesitados: «Sabemos que lo más difícil todavía está por delante, pero lo afrontamos con toda la confianza que nos da la solidaridad y el trabajo conjunto de todas las organizaciones y fuerzas de la sociedad». Cuidar de sí mismo significa cuidar de sí mismo, nadie se salva solo».