Saltar al contenido

Grooming: seis de cada diez niños hablan con extraños en la web

Según un estudio realizado por Grooming Argentina en el que se encuestaron 4.276 niños de entre 9 y 17 años, las cifras muestran "la ausencia total de conciencia de seguridad".

Grooming: seis de cada diez niños hablan con extraños en la web

Grooming: seis de cada diez niños hablan con extraños en la web

Seis de cada diez niños hablan con personas que no conocen personalmente a través de varias plataformas digitales. Esto es según un informe de la organización Grooming Argentina, que también señala que casi la mitad de ellos fueron llevados a grupos de WhatsApp por extraños sin su consentimiento. 276 niños y jóvenes de entre 9 y 17 años de edad de diferentes partes del país y entre los encuestados, el 56,4 por ciento dijo que «hablaron con extraños en Internet».48, el 9 por ciento dijo que «fueron llevados a un grupo de WhatsApp por extraños sin su consentimiento» y el 32,6 por ciento de los niños que utilizan juegos en red dijeron que «hablaron en privado con extraños en base a las invitaciones recibidas».

Los números del informe muestran «una completa falta de conciencia de seguridad», dijo Hernán Navarro, fundador de Grooming Argentina. También subrayó que es vital que los niños entiendan que «hablar con un extraño o añadirlo a sus redes sociales es como dejar la puerta de su casa abierta y saber que cualquiera puede entrar». En los más de 92 días transcurridos desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, las consultas de la organización se han quintuplicado, lo que, según Navarro, se debe a la «hiperconectividad a la que están expuestos los niños». «Uno de los patrones que se repiten con más frecuencia en las consultas se refiere a los niños conectados a un dispositivo encerrado en su habitación y a la forma de enfocar una conversación con ellos», explicó el especialista.

En este sentido, consideró «fundamental» el diálogo entre padres e hijos, quienes deben ser conscientes de los riesgos que corren y saber cómo y cuándo pedir ayuda. La captación de menores es una modalidad de abuso sexual de los niños a través de Internet, que puede ir acompañada de amenazas a ellos o a sus familiares con el secuestro o la distribución de conversaciones o imágenes, y a veces, después de convencer a la víctima de un encuentro, este delito puede conducir a un «abuso sexual físico». Otra práctica virtual es el «sexting», en el que se envía contenido sexual a través de cualquier plataforma tecnológica y que «ha aumentado entre los menores y es un factor de riesgo que puede dar lugar a otros delitos». Según el informe, al 35,4 por ciento de los niños y jóvenes se les pidió que enviaran fotos de desnudos o de poca ropa, y el 33,49 por ciento recibió fotos o vídeos con contenido sexual de un extraño o de alguien que sólo habían conocido en línea.