Saltar al contenido

La gota que colmó el vaso: los trabajadores de la salud celebraron una fiesta clandestina en San Luis, donde los casos de coronavirus van en aumento.

Las autoridades están trabajando en las sanciones administrativas pertinentes, en medio de la escalada de infecciones de Covid-19 en la provincia de Cuyo.

La gota que colmó el vaso: los trabajadores de la salud celebraron una fiesta clandestina en San Luis, donde los casos de coronavirus van en aumento.

La gota que colmó el vaso: los trabajadores de la salud celebraron una fiesta clandestina en San Luis, donde los casos de coronavirus van en aumento.

La Fiscalía General de la Nación de San Luis lleva adelante una denuncia penal por violación del artículo 205 del Código Penal contra los trabajadores administrativos y sanitarios del Hospital de Fortuna del sur de la provincia por realizar una fiesta secreta en la que «no se respetaron los decretos nacionales y provinciales y los protocolos de aislamiento social, preventivo y obligatorio».

El anuncio fue hecho por la Ministra de Salud de San Luis, Silvia Sosa Araujo, quien declaró que «el Ministerio Público presentó la denuncia en nombre del Estado» y afirmó que el Ministerio «está trabajando en las sanciones administrativas correspondientes, teniendo en cuenta que las personas que asistieron a la ceremonia eran personal dependiente de la provincia».

¿De qué se trata la queja?

Según la denuncia, se trata de trabajadores sanitarios afectados por la vigilancia epidemiológica del coronavirus que hace unos días participaron en una despedida de soltera en la casa de un dentista en la ciudad de Fortuna, a 280 kilómetros de la capital provincial.

«Estamos al borde del abismo», dijo el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, durante el informe del comité local de crisis, señalando la probabilidad de que la provincia comience a registrar la «circulación del virus en la comunidad», ya que actualmente hay 46 casos registrados, aunque hasta la fecha no se ha registrado ninguna muerte de Covid-19.

Otro caso de coronavirus que es motivo de preocupación

Además, la preocupación del Comité de Crisis se debe al hecho de que el viernes pasado un camionero que entró en la provincia dio positivo en la prueba de coronavirus con un PCR negativo cuando tomó otro hisopo después de completar el aislamiento de siete días requerido por el protocolo.

Este paciente declaró que sólo estaba aislado con su madre, «lo cual no era cierto» porque «estaba con su esposa e hija» que dio positivo en la prueba de la enfermedad, dijo el comité.

Sin embargo, esta falta de información para establecer la trazabilidad fue más grave, ya que el transportista no informó de que era propietario de una tienda de verduras y que su hermano tenía otra tienda en el mismo sector, a la que suministraba.

Esto sólo se conoció cuando se realizó la prueba familiar y se encontró que una empleada de la verdulería dio positivo, con el agravante de que la mujer realiza tareas como la seguridad comunitaria en dos barrios de esta capital, Virgen de Luján y Tibiletti, donde vive con su hermano que también dio positivo en Covid-19.

«Estableceremos la trazabilidad a través de estudios epidemiológicos, y pedimos a la población que mantenga la higiene y la distancia; por lo tanto también pedimos a quienes han estado en contacto con la verdulería que llamen al 107 y mantengan el aislamiento», dijo la referencia provincial al coronavirus, Graciela Sarmiento.

Hoy se conocerán las medidas que tomará el comité en esta situación, y el gobernador «recomendó» a los habitantes de la provincia «evitar entrar en la ciudad» para evitar que el virus se propague a otros lugares.