Saltar al contenido

La prisión preventiva de Milagro Sala en la Megacausa culmina pero continuará con el arresto domiciliario

Mientras tanto, la activista social espera la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sobre una demanda presentada para anular el juicio llamado "Pibes Villeros", otro caso por el que fue condenada a 13 años de prisión, por lo que no se mantuvo firme.

La prisión preventiva de Milagro Sala en la Megacausa culmina pero continuará con el arresto domiciliario

La prisión preventiva de Milagro Sala en la Megacausa culmina pero continuará con el arresto domiciliario

El Ministerio de Justicia de Jujuy decidió el viernes poner fin a la prisión preventiva de la dirigente social Milagro Sala al final de su mandato sin que sea juzgada en la llamada megacausa, donde también están siendo investigados el ex gobernador Eduardo Fellner y otros ex dirigentes y funcionarios de la comunidad, dijeron fuentes judiciales. La liberación del líder de Tupac Amaru en prisión preventiva fue anunciada el viernes mientras la activista social espera la resolución del Tribunal Supremo de la nación, tras una denuncia presentada por sus defensores para anular el juicio de «Pibes Villeros», otro caso por el que fue condenada a 13 años de prisión, resolución que aún no es definitiva. El juez encargado de los delitos económicos en Jujuy, Rodolfo Miguel Fernández, quien está al frente de la megacausa desde septiembre, consideró que el mantenimiento de la medida restrictiva constituye una violación del derecho constitucional a un juicio en un plazo razonable o a la libertad, tal como lo establece la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

«La prisión preventiva está limitada por los principios de legalidad, presunción de inocencia, necesidad y proporcionalidad, que son indispensables en una sociedad democrática y al mismo tiempo constituyen la medida más estricta que puede imponerse a un acusado», argumentó el juez. Megacausa, investigación promovida por el actual líder jujeño Gerardo Morales al inicio de su primer mandato, está investigando el supuesto desvío de fondos públicos para la vivienda, que promovió la acusación de 23 personas, entre ellas ex líderes comunitarios, el ex gobernador Eduardo Fellner y la líder Milagro Sala, que se encuentra cumpliendo un arresto domiciliario. El fin de la prisión preventiva también está llegando a las dirigentes Mirta Aizama y Gladys Díaz, que recuperarán su libertad después de más de dos años de arresto domiciliario.

«Al analizar el caso, encontramos que los tres acusados han estado en prisión preventiva desde el 11 de abril de 2016, y que a partir del 11 de abril de 2018, los dos años que puede durar el proceso penal en virtud del artículo 13 de nuestro Código de Procedimiento Penal han llegado a su fin», dijo Fernández a la prensa local en declaraciones. Sobre este punto, argumentó: «Existen tratados internacionales, como el Pacto de San José de Costa Rica, que establecen que toda persona que haya sido privada de libertad durante más de dos años y no haya sido condenada debe ser puesta en libertad».

Luis Paz, abogado del árbitro del Campo Popular, dijo a su vez que «Milagro Sala permanece detenida sólo por el caso de Pibes Villeros, y esperamos que el Tribunal Supremo se pronuncie rápidamente sobre el caso planteado por la defensa y se pronuncie definitivamente sobre la anulación del juicio que hemos solicitado. La decisión del tribunal, anunciada este viernes, se suma a la anulación de la orden de prisión preventiva dictada por la Cámara de Casación Penal cuando decidió imponer una pena de cuatro años de prisión en el caso conocido como «Luca Arias» y le concedió la libertad el pasado mes de septiembre. La sentencia del juez Fernández, que sustituye al juez Isidoro Cruz, declarado incompetente, se extiende también a los miembros de la red de organizaciones sociales de Jujuy, Gladys Díaz y Mirta Aizama, que fueron liberados.