Saltar al contenido

La superstición del gato negro: ¿Deberíamos evitarlos?

Mientras que en algunas culturas se cree que es un muy mal presagio cruzar los caminos con uno de estos animales, en otras se cree que son criaturas exitosas y aquellos que buscan llenarse de buenas energías vienen a su encuentro.

La superstición del gato negro: ¿Deberíamos evitarlos?

La superstición del gato negro: ¿Deberíamos evitarlos?

Entre los muchos colores de pelo que pueden tener los gatos, hay uno que causa controversia: el gato negro. Mientras que algunas culturas lo ven como un símbolo de mala energía, otras lo celebran como el portador de un éxito innegable.

Estos pobres animales comenzaron a ser asociados con malos augurios en el siglo XIV, cuando fueron erróneamente acusados de ser portadores de una plaga que en realidad fue propagada por ratones.

Sin embargo, en algunas culturas anteriores, como la del antiguo Egipto, los gatos negros tenían el carácter de animales sagrados.

Hoy en día hay una discusión entre las tradiciones sobre el simbolismo de los gatos de colores de la noche.

Aquí están algunas de las supersticiones más populares sobre los gatos negros:

Mala suerte:

Una de las supersticiones dice que cuando un gato negro camina delante de una persona, especialmente cuando camina de izquierda a derecha, significa el anuncio de un día de mala suerte. Esta tradición también sugiere que para evitar la maldición, la persona tendría que dar tres vueltas al revés al ver la maldición.

Una patada en la cola de un gato también tendría efectos negativos, especialmente siete días de mala suerte.

Otra creencia dice que los días de luna llena son especialmente peligrosos, porque si un gato negro camina delante de una persona en una noche así, podría indicar la aproximación de una epidemia.

Buena suerte:

En Gran Bretaña es una tradición que los gatos negros son criaturas que llaman al éxito. Así que cuando uno de ellos se enfrenta a una pareja que quiere casarse, los novios vivirán una vida feliz y fructífera.

En esta línea, una captura que toca o adelanta un juego justo antes de la salida significa que el animal está trayendo buena energía a los competidores.

Cuando un gato negro entra en una casa en Kentucky, simboliza la buena suerte para toda la familia que vive allí.

En la cultura marítima, estos animales también se asocian a menudo con el éxito y las buenas vibraciones, por lo que algunas tripulaciones tradicionalmente llevan uno a bordo. Mientras tanto, las epsoses de los viajeros esperaban en casa en compañía de otro gato negro, para que sus maridos volvieran a casa sanos y salvos.