Saltar al contenido

¿La Tierra viaja hace 33 mil años a través de nubes de polvo radiactivo?

Según un estudio universitario en Australia, podrían ser restos de explosiones anteriores de supernovas, una poderosa y súper brillante explosión de una estrella.

¿La Tierra viaja hace 33 mil años a través de nubes de polvo radiactivo?

¿La Tierra viaja hace 33 mil años a través de nubes de polvo radiactivo?

El profesor Anton Wallner, físico nuclear de la Universidad Nacional de Australia, dirigió el estudio, que afirma que la Tierra se ha movido a través de nubes de polvo ligeramente radiactivo en los últimos 33.000 años.

«Estas nubes podrían ser los restos de explosiones anteriores de supernovas, una poderosa y súper brillante explosión de una estrella», dijo Wallner.

El profesor también ocupa cargos conjuntos en el Centro Helmholtz de Dresde-Rossendorf (HZDR) y en la Universidad Técnica de Dresde (TUD) en Alemania.

Los investigadores utilizaron la extrema sensibilidad del espectrómetro de masas HIAF para examinar varios sedimentos de aguas profundas de dos lugares diferentes de una época de hace 33.000 años.

La investigación encontró claros rastros del isótopo hierro-60 que se forma cuando las estrellas mueren en explosiones de supernovas.

El hierro-60 es radiactivo y se descompone completamente después de 15 millones de años. Esto significa que cualquier Hierro-60 encontrado en la Tierra debe haberse formado mucho más tarde que el resto del planeta y debe haber llegado aquí desde supernovas cercanas antes de que se depositara en el fondo del océano.

El profesor Wallner encontró previamente rastros de hierro-60 de hace unos 2,6 millones de años y posiblemente otro de hace unos 6 millones de años, lo que sugiere que la Tierra viajó a través de nubes radiactivas de supernovas cercanas.

En el estudio participaron científicos de la ANU, la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear, el HZDR, la Universidad de Viena y la Universidad Técnica de Berlín. Los resultados se publicaron el lunes pasado en la revista PNAS.