Saltar al contenido

Las excavadoras derriban las cajas y limpian los terrenos desalojados en Guernica.

Las tareas comenzaron al mediodía del jueves con el personal del municipio de Presidente Perón. Los agentes de policía vigilaban los alrededores del lugar tras la resistencia de algunos manifestantes a la operación de desalojo.

A bordo de las topadoras, el personal de la comunidad de Presidente Perón comenzó a demoler las casas de madera al mediodía de ese día, y comenzó a limpiar el área después de la evacuación de la zona de Guernica en Buenos Aires, que fue tomada por algunas de las familias que se habían asentado allí en julio pasado.

El procedimiento, en el que se detuvo a unas 35 personas, fue dirigido por el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, y se llevó a cabo después de varias semanas durante las cuales el gobierno de Buenos Aires había iniciado negociaciones con las fuerzas de ocupación, realizó un censo y avanzó en la evacuación pacífica de la mayoría de las familias.

Como se muestra en Crónica HD, el operativo comenzó alrededor de las 6 de la mañana con unos 4.000 policías que rodearon el área y demolieron algunas de las casas que se habían construido en el lugar que habían sido evacuadas por orden del juez de Cañuelas, Martín Rizzo.

En el interior de los locales ocupados, también se escucharon algunas detonaciones y se observaron columnas de humo, ya que algunas de las cajas construidas en este sitio habían sido quemadas. Las tropas también cortaron los alambres que delimitaban las zonas ocupadas en la zona, mientras que los ocupantes ilegales resistieron la evacuación con piedras y palos e intentaron detener la acción policial.

Después de que la propiedad fue evacuada, algunas personas continuaron resistiendo en el área alrededor del sitio, donde ocurrieron algunos enfrentamientos, mientras que alrededor de las 9 de la mañana un coche hidrante y cinco camionetas se unieron a la acción policial en Buenos Aires.

El fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, uno de los tres fiscales de este caso, confirmó que «unas 35 personas fueron arrestadas en relación con el desalojo.

también confirmó que «la propiedad fue evacuada», aunque la operación continuó poco después de las 9 de la mañana, con disturbios entre la policía y algunos residentes en la zona que rodea la propiedad, que fue tomada en julio pasado.

En el marco del trabajo desarrollado por el gobierno de Buenos Aires, el Ministerio de Desarrollo Comunitario -junto con representantes de organizaciones de derechos humanos, madres de la Plaza de Mayo y organizaciones sociales de izquierda que apoyan a quienes aún están en el campo- realizó en los últimos días un último relevamiento para determinar la cantidad de familias que deben partir y para las cuales se busca una solución a sus problemas de vivienda.

Según la encuesta, unas 600 familias firmaron un acuerdo con el gobierno para evacuar el terreno de forma pacífica, y a cambio recibieron materiales de construcción y dinero para pagar el alquiler de sus futuras viviendas, mientras que otras fueron alojadas en «habitaciones de transición» proporcionadas por el Presidente Perón.

La tierra de unas 100 hectáreas reclamada por sus propietarios fue ocupada el pasado mes de julio por unas 1.200 familias que viven en Guernica y en los distritos de Almirante Brown, Lomas de Zamora, San Vicente, Florencio Varela, Ezeiza y Esteban Echeverría.

Luego de que los propietarios y la empresa Bellaco S.A. presentaran una denuncia ante la autoridad judicial, el juez de garantías de La Plata, Martín Rizzo, ordenó el desalojo del inmueble, decisión que fue postergada dos veces a pedido del gobierno provincial, con fecha límite de este viernes.