Saltar al contenido

Las quejas de los consumidores del primer semestre son iguales a las de 2019

Un organismo oficial dijo que las quejas recibidas en los primeros seis meses son iguales a las registradas el año pasado: más de 90.000. Las principales protestas fueron en las áreas de comunicaciones, servicios financieros y electrodomésticos.

Las quejas de los consumidores del primer semestre son iguales a las de 2019

Las quejas de los consumidores del primer semestre son iguales a las de 2019

Las medidas de aislamiento social introducidas el 20 de marzo del año pasado para frenar la progresión del coronavirus también provocaron una serie de quejas de los usuarios debido a problemas con los servicios de Internet, las compras en línea y los medicamentos de prepago, según la Subsecretaría de Estado para Acciones de Defensa del Consumidor.

El organismo oficial dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación dijo que las quejas recibidas en el primer semestre de 2020 ya corresponden a las registradas en 2019: más de 90.000. Mientras tanto, las principales quejas se referían a los sectores de las comunicaciones, los servicios financieros y los electrodomésticos.

Sólo durante el período de aislamiento y alejamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO y DISPO), la Agencia recibió más de 70.000 denuncias, que fueron recibidas prácticamente de todo el país. En junio, las quejas aumentaron en un 359% – 29.000 quejas – en comparación con el mismo mes del año pasado.

¿Cuáles eran las quejas de la gente?

En cuanto al desglose de las quejas, indican que fueron provocadas en la zona por el incumplimiento -total, parcial o incorrecto- del servicio y la facturación excesiva, especialmente para los paquetes de televisión e Internet, que se hicieron indispensables debido al aislamiento y al trabajo a distancia.

«También hay quejas sobre las tarjetas de crédito, el cumplimiento parcial o defectuoso de la prestación de servicios, el procesamiento deficiente de las cancelaciones, el incumplimiento de las promociones y/o la falta de información. En lo que respecta a la venta de electrodomésticos, se constató un incumplimiento en las entregas a domicilio», explicó la Dirección de Protección del Consumidor.

En cuanto al seguimiento de estas quejas, del total de 91.635 quejas recibidas por el Organismo entre enero y junio, más del 50% -50.755- fueron remitidas a sus respectivas jurisdicciones, como se indica en el procedimiento de tramitación de quejas.

En cuanto a las 40.880 quejas restantes, afirmaron que el 80% (32.363) fueron remitidas al Servicio de Conciliación Previa de Relaciones con el Consumidor (COPREC) y otras 8.518 quejas fueron remitidas al Sistema Nacional de Arbitraje.

Opinión de la Secretaría de Comercio Interior

«Desde el inicio de la administración, tuvimos una hiperactividad en la defensa de los derechos de los consumidores, a través de una actitud muy proactiva, no sólo tomamos las quejas de los consumidores y vemos de dónde viene, sino que empezamos a implementar muchas intervenciones de la Oficina -impuestos y quejas- y herramientas para facilitar la gestión de los reclamos», aseguró a Télam la Secretaria de Comercio Interior de la nación, Paula Español.

también dijo que «estas medidas se reforzaron en el escenario de una pandemia, ya que la vulnerabilidad natural de la posición del consumidor es más vulnerable a las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria.

¿Dónde se pueden presentar las quejas?

Durante el período de aislamiento, las quejas se presentan de forma virtual y los consumidores pueden hacer consultas en [email protected] o a través de Twitter @DNDConsumidor. También pueden registrar sus reclamaciones por incumplimiento en Internet. Para satisfacer estas necesidades, la subsecretaría trabaja en el fortalecimiento del Consejo Federal del Consumidor (COFEDEC), compuesto por el gobierno federal y las provincias.

También reforzó las relaciones con las organizaciones no gubernamentales y puso en marcha el «Sistema de Conciliación por Medios Electrónicos» (SICOME), que prevé el arbitraje virtual de las solicitudes presentadas al COPREC.

Debido a las reiteradas quejas, el Ministerio de Comercio Interior, durante la última venta caliente, emitió Musimundo, Falabella, Garbarino, Fravega, Cetrogar, Red Megatone, Netshoes, Dexter, Cencosud, Sodimac, Vea, Disco, Coto, Walmart, Jumbo, Personal, Movistar, Suavestar, Sommier Center, Despegar, Al Mundo, Philco, El mundo del juguete y Mercado Libre fueron acusados de incumplimiento de fechas de entrega o de ofertas engañosas.

¿Qué dicen de ADECUA?

«Los problemas son diferentes y surgen de la masividad de prácticas como las compras en línea. En este sentido, la queja más común es que no se respetan los plazos de entrega o que el producto no cumple con lo solicitado», dijo a Télam Osvaldo Riopedre de la Asociación para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de Argentina (Adecua).

Según Riopedre, hay una grave falta de educación del consumidor: «Por ejemplo, no saben que si compro algo por Internet, tengo la opción de devolverlo 10 días después de recibir el producto.

El abogado enumeró otros problemas relacionados con las transacciones virtuales: «A veces no hay acciones y no hay un canal de intercambio real con el vendedor que no reacciona o reacciona lentamente. A veces ni siquiera el Mercado Libre reacciona y asume la responsabilidad porque es el intermediario».

Para el profesional, no basta con devolver el dinero al comprador, porque la devolución se retrasa y la cantidad pagada pierde valor.

¿Qué dijo Héctor Polino?

Por su parte, Héctor Polino, fundador de la ONG Consumidores Libres, coincide en los problemas asociados a las compras en línea: «Hay retrasos y no respetan los plazos, o se modifican las condiciones de venta porque ofrecen tasas fijas y se cobran intereses».

Polino subrayó, sin embargo, que estas cuestiones conciernen a los más jóvenes que disponen de medios para presentar denuncias en línea, pero que también existe otro universo de problemas que afectan a las personas mayores, que son más vulnerables porque a veces no saben cómo presentar denuncias virtuales.

«Los ancianos a veces compran a precios inflados porque no pueden andar buscando ofertas, a riesgo de contagiarse con un Coronavirus. Pagan por los medicamentos prepagados y no saben cómo manejar las consultas por video o las recetas en línea, por lo que terminan comprando sus medicamentos en las farmacias sin descuento», explicó el ex eurodiputado socialista.