Saltar al contenido

Los gastos de tarjeta con moneda extranjera se descontarán de la cuota de 200 dólares por mes

El Banco Central estableció que no habrá un tope para el consumo con tarjetas (de débito y de crédito) y que cuando los gastos superen el límite, absorberán el de los meses siguientes.

Los gastos de tarjeta con moneda extranjera se descontarán de la cuota de 200 dólares por mes

Los gastos de tarjeta con moneda extranjera se descontarán de la cuota de 200 dólares por mes

A partir de este miércoles, el Banco Central cobrará un anticipo del 35% de impuesto sobre la renta o el patrimonio por la compra del dólar de ahorro, y la emisión de tarjetas de moneda extranjera se cargará a la cuota de hasta 200 dólares al mes.

Estos cambios son el resultado de una serie de medidas anunciadas hoy martes, de acuerdo con el Ministerio de Economía y la Comisión Nacional de Valores (CNV), que incluyen restricciones a la compra de dólares por parte de las empresas para el alivio de la deuda, mayores requisitos para la apertura de cajas de ahorro en moneda extranjera y facilidades para vender dólares a pesos a través de operaciones bursátiles y de bonos.

«La AFIP introducirá una retención del impuesto sobre la renta de alrededor del 35% para los ahorros en dólares y los pagos con tarjetas de crédito en el extranjero», dijo Pesce en una conferencia de prensa en la sede del Banco Central.

Esto significa que aquellos que elijan comprar la cuota de 200$ tendrán que pagar un adelanto del 35% sobre las ganancias o bienes personales además del 30% de impuesto PAIS, lo que llevaría el valor a pagar por cada dólar a unos 130$ a precios actuales.

¿Cómo se manejará la emisión de tarjetas en moneda extranjera debido a los ahorros en dólares?

La oficina central ha especificado que, a partir del 1 de septiembre de 2020, los pagos por consumo en moneda extranjera con tarjetas de crédito o débito se incluirán en la cuota mensual.

No habrá restricción en el consumo con tarjetas (de débito y crédito), y si el gasto mensual supera la cuota, absorberá el de los meses siguientes.

«Si se hace una compra de 1.000 dólares, esa persona no tendrá acceso al mercado de divisas durante 5 meses», explicó Pesce.

también preveía la «eliminación de la posibilidad de que los agentes financieros no residentes realizaran operaciones de liquidación de valores contra moneda extranjera».