Saltar al contenido

Los presos piden un cajero automático en la prisión para recoger el IFE

La petición de huelga fue hecha por las autoridades del Servicio Penitenciario de la provincia de Tucumán. Jesús Salim, gerente regional de la NOA de la Anses, explicó que los internos no están incluidos en el pago del beneficio.

Los presos piden un cajero automático en la prisión para recoger el IFE

Los presos piden un cajero automático en la prisión para recoger el IFE

En la provincia de Tucumán, se hizo una propuesta que causó un gran revuelo en la opinión pública. Las autoridades de la prisión solicitaron la instalación de un cajero automático en la prisión local para que los prisioneros pudieran usarlo.

Como resultado de esta solicitud, se supo que al menos 14 convictos tenían acceso al ingreso familiar de emergencia financiado por el gobierno de Alberto Fernández para aliviar la crisis económica, producto de la pandemia del coronavirus.

Según fuentes judiciales de La Gaceta, la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) ha recibido varias solicitudes en los últimos días para que los reclusos salgan de la prisión para cobrar el subsidio o para ir a un banco a administrar la Ley Uniforme de Bancos (CBU).

«He recibido varias solicitudes de este tipo, pero fueron rechazadas porque no es su trabajo cobrar el dinero; no sé qué criterios utilizaron mis colegas», dijo la jueza de ejecución Alicia Merched, quien señaló: «Tampoco entiendo por qué los prisioneros tienen que manejar dinero en efectivo». En cualquier caso, el IFE puede ser dirigido por sus familias.

Los reclusos no están incluidos en el pago del servicio

Jesús Salim, Gerente Regional de la NOA de la Anses, explicó que los internos no están incluidos en el pago del servicio, pero aclaró: «Cualquiera puede ingresar y subir los datos. Luego se realizan controles de datos con la AFIP y las migraciones. No hay intercambio de información con el sistema de justicia».

Salim explicó que «una cosa es conceder el IFE y otra hacer el pago. Por lo tanto, es importante que se haya decidido evitar la instalación del cajero automático. Es responsabilidad del poder judicial autorizar la salida del prisionero para completar el procedimiento». La Ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, se comunicó con Salim y acordaron tomar medidas para evitar que los condenados cobren la ayuda.