Saltar al contenido

Los restos de Jorge Brito y Santiago Beauden fueron trasladados a Buenos Aires

La Justicia de Salta ha prohibido la cremación de los cuerpos, mientras duren las tareas de investigación. Los expertos han estado trabajando desde la mañana del sábado en el lecho del río Juramento, donde cayó el helicóptero.

Los restos de Jorge Brito y Santiago Beauden fueron trasladados a Buenos Aires

Los restos de Jorge Brito y Santiago Beauden fueron trasladados a Buenos Aires

Los restos mortales del banquero Jorge Brito y de su piloto Santiago Beauden, que murieron en la tarde del viernes cuando el helicóptero en el que viajaban se estrelló cerca de la presa de Cabra Corral, fueron entregados a sus familias y trasladados por vía aérea a la ciudad de Buenos Aires por orden de un juez de Salta después de que se hubieran realizado las autopsias correspondientes.

Fuentes judiciales informaron que la jueza de Garantías 7, María Edith Rodríguez, ordenó la extradición de los cuerpos de Brito y Beauden a sus familiares.

Los voceros dijeron que las autopsias se realizaron en la madrugada del sábado y la decisión del juez se tomó durante la investigación preliminar del caso 369/20 por la comisaría de la ciudad de Coronel Moldes, Salta, donde comenzó el juicio por el accidente aéreo que costó la vida al banquero.

El mismo juez informó a la policía de seguridad del aeropuerto de su decisión de llevar los cuerpos por vía aérea en un avión privado a la ciudad de Buenos Aires, a petición de la fiscalía interviniente.

Teniendo esto en cuenta, Rodríguez ordenó la prohibición de la cremación de los cuerpos mientras la investigación estaba en curso y basó esta decisión en los protocolos de acción pertinentes.

Mientras tanto, expertos de la Dirección de Investigaciones Fiscales (CIF) y de la policía de Salta trabajan desde la mañana del sábado en el lecho del río Juramento, cerca de la represa de Cabra Corral, a unos 75 kilómetros al sur de la capital salteña, donde se estrelló el helicóptero comandado por Brito.

El banquero y su piloto murieron cuando el avión se estrelló en el lecho del río Juramento cerca de la presa de Cabra Corral, a unos 75 kilómetros al sur de la capital Salta.

Los cuerpos de las dos víctimas fueron llevados al Servicio de Tanatología Forense del CIF para su autopsia.

El Fiscal 3 de la unidad de atentados graves a oficiales de turno, Gustavo Torres Rubelt, participó en el caso junto con su homóloga Ana Salinas Odorisio, en una acción conjunta con la Fiscalía Federal de Salta, con la participación del Fiscal Federal de turno, Ricardo Toranzos.