Saltar al contenido

Mar del Plata: El temor al aumento de la ocupación de las camas de cuidados intensivos

Coronavirus en Argentina Desde la filial local de la Sociedad Argentina de Cuidados Intensivos, dijeron que hay "más del 80% en uso" y que "si los casos de Covid-19 siguen aumentando, las unidades no podrán absorber pacientes críticos".

La filial de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva del Distrito de General Pueyrredón en Buenos Aires advirtió que «hoy en día más del 80% de las camas están ocupadas» en vista del creciente número de casos activos de coronavirus, especialmente en Mar del Plata. En este contexto, la Dra. Rossana López, Secretaria de la Rama Marplatense de la Sociedad Argentina de Medicina Intensiva, dijo que «si los casos de Covid-19 siguen aumentando, nuestras unidades pronto no podrán recibir a los pacientes críticos que están apareciendo». Por parte de la Entidad, expresaron su preocupación por la situación sanitaria actual en el distrito y advirtieron de la necesidad de reducir la tasa de infección por Covid-19, subrayando la necesidad de «definir no el número de camas de terapia, sino las que están en funcionamiento», es decir, las que son gratuitas y cuentan con personal especializado para atender a los pacientes. «El número de camas de terapia en funcionamiento se cuenta en función de la capacidad disponible con los recursos humanos para la atención de los pacientes», explicó la filial.

Y añadieron: «En las últimas semanas, ha habido un aumento significativo de casos positivos en nuestra ciudad, y se espera que esta tendencia continúe. Una parte de estos pacientes necesitará hospitalización (estimada en un 20%) y una parte más pequeña tendrá una forma grave que requerirá la admisión en una unidad de cuidados intensivos (alrededor del 5%)». En su opinión, el cuidado de los pacientes críticos es un «proceso complejo» que requiere un enfoque multidisciplinario (enfermería, kinesiología y cuidados intensivos). Los resultados favorables para los pacientes dependen, en primer lugar, del trabajo en equipo de los profesionales de la salud y, en segundo lugar, de la disponibilidad de recursos materiales (camas, ventiladores y ayudas técnicas). «Una proporción variable del equipo de salud (entre el 12 y el 30%) se infecta y abandona temporalmente sus tareas, lo que reduce las posibilidades de proporcionar una atención de alta calidad a los pacientes. Por lo tanto, la variable limitante para la calidad de la atención y la probabilidad de buenos resultados para los pacientes son los recursos de personal especializado. Estos recursos no son suficientes para satisfacer la demanda», dijeron.

«Por lo tanto, destacamos el concepto de las camas de atención médica operativas. Por todas estas razones, en general pedimos a la Comunidad que adopte medidas de disociación y protección para evitar que aumente el número de casos», dijeron. De igual modo, «deberían considerar plenamente la gestión de la pandemia, teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, para que juntos podamos reducir el número de casos y evitar resultados desfavorables para los pacientes». «El error fue y es que las medidas generales, que se anuncian, escriben, publican y colocan en todas partes, no fueron evaluadas. Todo el mundo está cansado de llevar una barbijo, de no poder abrazarse y de no poder compartir las reuniones, pero si esto evita que mi familia y mis amigos se infecten, entonces tengo que hacerlo porque el virus está ahí», dijo la rama. El partido del General Pueyrredón, que ha sido devuelto a la fase 3 de la cuarentena durante 10 días por orden del intendente Guillermo Montenegro, tiene 1208 pacientes bajo tratamiento, 216 de los cuales son de las últimas 24 horas.