Saltar al contenido

Más de 3.200 bonaerenses, los pacientes de Covid-19 recibieron plasma de los recuperados

Coronavirus en Argentina El Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires anunció este jueves las cifras del tratamiento experimental para el coronavirus. Ya se han hecho 1200 donaciones y cada una de ellas puede ayudar a tres personas.

Más de 3.200 bonaerenses, los pacientes de Covid-19 recibieron plasma de los recuperados

Más de 3.200 bonaerenses, los pacientes de Covid-19 recibieron plasma de los recuperados

Más de 3.200 personas de Buenos Aires con coronavirus recibieron tratamiento con plasma de pacientes en recuperación, y se hicieron 1.200 donaciones, según el Ministerio de Salud de la provincia, que el jueves pidió la donación de plasma porque un donante puede ayudar hasta tres personas infectadas con el virus CoV-2. «La promoción del uso del plasma convaleciente tiene un doble impacto en la salud, ya que combina su dimensión inmunológica en la biológica con la dimensión solidaria en la sociedad», dijo el director de la Escuela de Gobierno en Salud «Floreal Ferrara», Mario Rovere. Los estudios realizados por el Ministerio de Salud sobre el uso del plasma convaleciente mostraron su seguridad transfusional y confirmaron que su uso «proporciona una gran cantidad de anticuerpos que contribuirían a un desarrollo favorable» del paciente.

Por esta razón, las autoridades insisten en la donación de las personas que se han recuperado de COVID-19, ya que cada donación «puede ayudar a un promedio de tres personas». «Es un acto de solidaridad que también es rápido, seguro e indoloro», según una declaración del departamento dirigido por Daniel Gollan.

La semana pasada, el gobierno de Buenos Aires creó la Unidad de Recuperación Quirúrgica de Plasma COVID-19, que se encargará de analizar y evaluar los resultados y de verificar el cumplimiento del protocolo que dio vida al Registro de Donantes Individuales.

Entre otras cosas, la unidad asesora sobre el uso del plasma convaleciente, dicta los documentos necesarios para el correcto funcionamiento del protocolo y analiza y controla constantemente la aplicación de dicho protocolo en los efectores de la salud. También informa sobre los resultados parciales y finales obtenidos en el uso del plasma y toma las medidas necesarias para asegurar que la población de Buenos Aires tenga acceso al plasma en tiempo y forma.