Saltar al contenido

Miles de bolivianos votaron en la Argentina con atención sanitaria

La jornada se llevó a cabo con absoluta normalidad y bajo medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Miles de bolivianos votaron en la Argentina con atención sanitaria

Miles de bolivianos votaron en la Argentina con atención sanitaria

Decenas de miles de ciudadanos bolivianos que viven en diferentes partes de Argentina acudieron a las urnas el domingo para elegir al nuevo presidente de Bolivia, en un día de absoluta normalidad y bajo medidas sanitarias para evitar la propagación del coronavirus (orthocoronavirinae) En varias ciudades pudo observar que en las elecciones hubo una buena participación entre los 142.568 ciudadanos que estaban en las listas electorales para ejercer sus derechos. Entre los dos candidatos con mayor intención electoral se encontraban el ex Ministro de Economía Luis Arce por el Movimiento al Socialismo (MAS) y el ex Presidente Carlos Mesa por la conciencia de los ciudadanos. En la provincia de Buenos Aires, donde la afluencia de votantes fue alta y se formaron largas filas desde el principio, se establecieron 78 colegios electorales en zonas urbanas y rurales.

Una fotografía de este paisaje fue tomada en la Escuela Primaria No. 10 de Ramos Mejía, donde los líderes de cada mesa, acompañados por los dos supervisores de cada partido político, comenzaron a recibir a los votantes a las ocho en punto. Mientras se garantizaba el gel de alcohol en cada habitación y la desinfección de los votantes que entraban y salían del local, un grupo de empleados del municipio de La Matanza comprobaba en la acera que se respetaba la distancia física y el uso de la mascarilla, y suministraba alcohol a las personas que esperaban su momento. A mediados de esta semana se aprobó un aumento del número de mesas como medida de política sanitaria para limitar la propagación del coronavirus y evitar el hacinamiento, y aunque esto causó cierta confusión, las dudas se disiparon durante el día. «Debido a los protocolos de seguridad, los recintos fueron duplicados en tamaño. Eran instalaciones muy pequeñas y el número de votantes era tan grande que había que repartirlos», explicó Ronald Álvarez, la autoridad electoral de la Escuela Ramos Mejía, mientras que afuera en las paredes había listas de votantes.

Entre los que abandonaron el local después de poner el sobre en la urna estaba Claudia de Cochabamba, que decidió vivir en Argentina hace 35 años. «Espero que todo vaya bien hoy, sin ninguna persecución. Nadie nos obliga a votar, yo vengo porque quiero», subrayó, y añadió: «Yo vine a la Argentina un tiempo antes de que apareciera el MAS porque estábamos olvidados en las provincias, pero vi cómo Bolivia ha mejorado desde que se fundó el Movimiento. «Tenía muchos parientes allí, y ahora ellos también sufren del Coronavirus. Espero que todo el mundo entienda lo que estamos votando», subrayó. Con la severidad de un día que superó las sensaciones térmicas de más de 30°C y a pesar de la pandemia, Emilio, un ciudadano que esperaba su turno, decidió aludir al deber moral de votar.

«He esperado este día para votar. Espero que las cosas se aclaren en Bolivia. Vine el año pasado y vendré este año también, es una obligación para mí y debería serlo para todos», subrayó. Pero no fue el único. Para Juan, también de Cochabamba, que esperaba ser llamado, el voto es también un motor de cambio. «Vinimos a la votación porque queremos un país pacífico en Bolivia y porque han pasado muchas cosas», dijo. En La Plata, donde se movilizaron unos 7.000 miembros de esta comunidad, las elecciones también se desarrollaron con normalidad. En Santa Fe, también, la participación fue alta. A las 2:00 p.m., cerca del 80% del censo boliviano, que incluía 1.200 ciudadanos, ya había votado en la escuela número 610 «República de Bolivia» en la ciudad de Rosario, el único lugar de la provincia donde se votó.

En Jujuy, las elecciones también fueron pacíficas y, al igual que en Buenos Aires, cientos de ciudadanos bolivianos residentes hicieron largas colas para emitir su voto esta mañana en las cuatro ciudades de la provincia donde se encontraban los colegios electorales, según fuentes del gobierno provincial y del consulado. «Hemos observado una buena participación de los votantes desde temprano en la mañana, a pesar de la recomendación de no aglomerarse», dijo el secretario de integración regional y relaciones internacionales de Juiju, Pablo Palomares, añadiendo que «los votantes están llegando en buen número y haciendo cola. En Jujuy, 7.299 ciudadanos bolivianos tienen derecho a votar según el padrón electoral presentado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, según fuentes del consulado. En la provincia, se han aprobado como colegios electorales cuatro escuelas en San Salvador de Jujuy, además del Centro de Integración Comunitaria de San Pedro, la Escuela Nº 236 de Perico y la sede de la Escuela de Minería de la Universidad Nacional de Jujuy, La Quiaca.

El depuesto presidente boliviano Evo Morales, quien vive en Argentina luego del golpe de Estado que sufrió a fines del año pasado, dijo a su vez este domingo que «la prioridad es exclusivamente el restablecimiento de la democracia» e instó a sus seguidores «a no caer en ningún tipo de provocación» porque «la gran lección que nunca debemos olvidar es que la violencia sólo genera violencia y que todos perdemos con ella». Morales compareció ante los medios de comunicación argentinos y extranjeros a mediodía de hoy en el centro de cómputo organizado por el Movimiento al Socialismo (MAS) en la sede de la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA) en Buenos Aires, e hizo una declaración porque no pudo votar debido a la expulsión que está sufriendo a causa de las acusaciones legales.