Saltar al contenido

¿Por qué el Ministerio de Medio Ambiente declaró que una rana es una amenaza para la biodiversidad nacional?

Forma parte de la lista de los 12 organismos que más daño están haciendo al hábitat, que también incluye el estornino pinto, el castor canadiense, el visón americano y la trucha arco iris, entre otros.

¿Por qué el Ministerio de Medio Ambiente declaró que una rana es una amenaza para la biodiversidad nacional?

¿Por qué el Ministerio de Medio Ambiente declaró que una rana es una amenaza para la biodiversidad nacional?

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, a cargo de Juan Cabandié, declaró «perjudicial y dañino para la especie de la rana toro de añojo anfibio (Lithobates Catesbeianus) para la conservación de la biodiversidad autóctona de la República Argentina». La medida fue anunciada por la Resolución 283/2020, que fue publicada en el Diario Oficial el viernes.

En vista de esta situación, las autoridades prohibieron «el tránsito, la importación, la exportación y el comercio entre países bajo jurisdicción federal» de estos animales vivos «en todas las etapas de desarrollo (huevos, larvas, animales postmórficos, juveniles y adultos)».

En los considerandos, el Gobierno explicó que este anfibio, nativo de América del Norte, es descrito por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como «uno de los 100 organismos exóticos invasores más dañinos del mundo».

Sin embargo, en la Argentina «se han descubierto 71 sitios de cría de Rana catesbeiana en 12 provincias, la mayoría de ellos inactivos y casi todos sin registros oficiales, así como 12 poblaciones silvestres de la especie».

Según los detalles de la cartera gestionada por Cabandié, «se ha demostrado» que la explotación de estos ejemplares «no es rentable», por lo que se han cerrado las instalaciones mencionadas. Como resultado, en algunos casos «los animales restantes han escapado, ya sea deliberada o involuntariamente».

Entre otras cosas, se recordó que «el artículo 5 de la Ley de protección de los animales de caza Nº 22421 establece que la autoridad nacional de ordenación puede prohibir la importación, la introducción y el establecimiento de especímenes vivos, semen, embriones, huevos para incubar y larvas de todas las especies que puedan alterar el equilibrio ecológico, interferir en las actividades económicas o perturbar el cumplimiento de los fines de la presente Ley».

¿Qué dice el artículo 5?

Además, se ha declarado que «toda persona física o jurídica que se dedique a la importación, exportación, comercialización, curtido, taxidermia o industrialización de productos animales, así como a la recogida de productos animales en cualquier etapa o a la compra y venta de animales salvajes, debe estar inscrita en los registros pertinentes de la autoridad solicitante», estar obligados a llevar y expedir los registros en los que se registre el movimiento de dichos productos, a redactar los informes necesarios y a facilitar el acceso en cualquier lugar y en cualquier momento a los funcionarios autorizados para llevar a cabo las tareas de inspección y control», algo que las granjas de ranas toro existentes en el país no han cumplido plenamente

Por todas estas razones, las autoridades nacionales consideraron necesario prevenir el tránsito o la venta de esta especie y «promover la vigilancia y eventualmente la aplicación de medidas de control o erradicación de las poblaciones silvestres existentes».

Para el control de estos animales, la Resolución ordenó la elaboración de un Plan Nacional para el manejo de la rana toro, a ser llevado a cabo por la Dirección Nacional de Biodiversidad en coordinación con la Dirección de Agricultura y el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), las autoridades provinciales responsables de la fauna silvestre y la Asociación Argentina de Herpetología.

Este animal pertenece a la lista de los 12 organismos que causan más daño al hábitat, que incluye el estornino manchado, el castor canadiense, el visón americano, la trucha arco iris, el jabalí, la ardilla de vientre rojo, el ciervo rojo, el venado rojo, la liebre, el tamarisco y el caracol gigante africano.