Saltar al contenido

Rosario: los choferes de ómnibus no cobraron y volvieron a detenerse

La medida se implementó desde las 21 hs. de este viernes, hasta el lunes próximo, por el incumplimiento "de la promesa de pago" de los fondos enviados desde la Nación.

Rosario: los choferes de ómnibus no cobraron y volvieron a detenerse

Rosario: los choferes de ómnibus no cobraron y volvieron a detenerse

Los conductores de los autobuses urbanos e interurbanos de Rosario y la región no han recibido el 50 por ciento de su salario que les faltaba en mayo. Por lo tanto, estarán desempleados de nuevo este viernes a partir de las 21.00 horas, al menos hasta el próximo lunes.

Así lo manifestó este viernes por la tarde Sergio Copello, subsecretario de la Unión Tranviarios Automotores (UTA), Sección Rosario, quien admitió que «ante el incumplimiento de la promesa de pago durante la semana, se decidió llevar a cabo la reducción de la plantilla hoy a partir de las 21 horas».

«Hasta que cobremos el 100 por ciento del salario» condenó a Copello durante la conferencia de prensa celebrada en la sede de la UTA en la calle 27 de Febrero.

«La nación entregó los fondos, pero la provincia (Santa Fe) no pudo autorizar el pago hoy, por lo que los trabajadores pudieron recibir sus salarios», enfatizó.

Cuando le preguntaron si pensaba que era un factor técnico, dijo: «Podría serlo, pero con buena voluntad se podría haber resuelto».

Cuando se le preguntó si tenía contacto con las autoridades, dijo: «Sí, tuve contacto con el intendente (Pablo Javkin) y con (Osvaldo) Miatello (el director provincial de transporte), pero la solución no llegó.

«Hablé con Miatello el jueves y me dijo que era complicado, que faltaba un decreto del Gobernador (Omar Perotti) para transferir los fondos, y está claro que no pudo hacerlo por la tarea que realizó hoy en el Monumento a la Bandera Nacional.

Copello también afirmó que por razones técnicas, si querían transferir el dinero durante el fin de semana, «ya lo habrían hecho hoy», por lo que se abstuvo de decir que el dinero no sería depositado hasta el lunes y que por lo tanto se pagaría a los conductores ese día como muy pronto.

Cuando le preguntaron si pensaba que habían hecho recientemente una huelga de 23 días en la ciudad y la región, el líder sindical respondió: «Sí, pero si quisiéramos causar daños, lo habríamos hecho a las 2 p.m. y sin haber convocado una conferencia de prensa para avisar. Sin embargo, lo hacemos a partir de las 9 p.m., teniendo en cuenta que las tiendas cierran a las 8 p.m.».

Los conductores urbanos e interurbanos han recibido hasta ahora el 50 por ciento de sus salarios, y esta semana recibieron una promesa de pago de la nación por el 50 por ciento restante. Según el comunicado, el monto fue transferido por el gobierno nacional, pero no llegó a las empresas y por lo tanto a los trabajadores, por lo que decidieron dejar de trabajar.