Saltar al contenido

Se cerró una planta pesquera después de encontrar más de 80 casos de coronavirus

Coronavirus en Argentina Esta es la sede en Puerto Madryn de la empresa Conarpesa, donde ya se han hecho 300 frotis de los trabajadores. Las infecciones se produjeron en el sector administrativo y también entre los camioneros que transportaban la mercancía.

Se cerró una planta pesquera después de encontrar más de 80 casos de coronavirus

Se cerró una planta pesquera después de encontrar más de 80 casos de coronavirus

La empresa pesquera Conarpesa cerró su planta de Puerto Madryn después de que se encontraran 80 casos de coronavirus en hisopos tomados de los 300 empleados que trabajaban allí. Fernando Álvarez Castellano, presidente de la empresa y empresario de origen español, dijo en una entrevista con Télam que «la preocupación comenzó la semana pasada cuando se reportaron los primeros casos, que coincidieron con dos hermanos que eran operarios de planta y que pueden haber infectado al resto por un problema de contacto laboral».

«En ese momento decidimos comprar las pruebas para hacer un frotis masivo, que mostró un notable crecimiento en el número de casos; en este momento estimamos más de 80, ya que aún no tenemos los últimos datos», dijo Álvarez Castellano.

La principal preocupación del empresario es que se han detectado casos de Covid-19 en el sector administrativo y también entre los camioneros, «lo que nos indica que el virus circula en Puerto Madryn porque no tienen contacto con la planta y han dado positivo, es decir, se infectaron en el exterior».

Sesión de pesca temporal

Conarpesa decidió transferir el pescado y los mariscos capturados por sus barcos que entran en el puerto durante el fin de semana, especialmente los suministros de camarones, a otras empresas para que no se pierdan y puedan ser vendidos en el mercado.

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, admitió que «los datos son muy preocupantes, porque si lo son, hay que multiplicarlos por tres, ya que son al menos el grupo familiar que se ha comprometido.

Sastre, quien se recuperó con su familia de los efectos del virus y regresó a su lugar de trabajo, Télam dijo que «ciertamente viven con nosotros muchas personas asintomáticas que no saben que tienen la enfermedad, lo que refuerza el sermón de que debemos circular lo menos posible porque el virus está con nosotros».