Saltar al contenido

Se declara de interés público la vacuna contra el Coronavirusvirus

Coronavirus en Argentina La ley, que fue aprobada por el Senado, crea cláusulas para los contratos entre el Estado y la industria farmacéutica, en el contexto de la emergencia mundial causada por la pandemia.

Se declara de interés público la vacuna contra el Coronavirusvirus

Se declara de interés público la vacuna contra el Coronavirusvirus

La ley que declara de interés público la producción de vacunas contra el coronavirus y que fue aprobada por el Senado el jueves, crea cláusulas para los contratos celebrados entre el estado y la industria farmacéutica en relación con la emergencia mundial para mitigar los efectos de la pandemia. Los principales aspectos de la norma sancionada esta tarde son los siguientes: – El poder ejecutivo está facultado para incluir en los contratos de compra de vacunas contra el coronavirus cláusulas que amplíen la jurisdicción a favor de tribunales arbitrales y judiciales extranjeros y prevean la renuncia a la defensa de la inmunidad soberana, únicamente respecto de las reclamaciones que puedan surgir en dicha jurisdicción y en relación con dicha compra.

– En ningún caso podrá extenderse o incluirse la anterior ampliación de jurisdicción a terceros residentes en la Argentina, ya sean personas físicas o jurídicas, que en todo caso conservan su derecho a acudir a los tribunales locales o federales del país en los asuntos relacionados con la aplicación de estos acuerdos. – La renuncia a la defensa de la inmunidad soberana no implica la renuncia a la inmunidad de la Argentina con respecto a la ejecución de los bienes especificados en el presente tratado. – El Comité Ejecutivo estará facultado para incluir cláusulas de responsabilidad por daños pecuniarios con respecto a la indemnización en relación con y en beneficio de quienes participan en la investigación, el desarrollo, la fabricación, el suministro y la entrega de las vacunas, con excepción de las resultantes de maniobras fraudulentas, conducta maliciosa o negligencia por parte de los sujetos mencionados.

– El Poder Ejecutivo está autorizado a incluir cláusulas o acuerdos de confidencialidad de acuerdo con el mercado internacional de vacunas contra el Covid-19, de conformidad con las leyes 27.275 sobre acceso a la información pública, 26.529 sobre derechos de los pacientes y reglamentos concordantes, complementarios y modificatorios. – El Ejecutivo está autorizado a firmar todos los actos administrativos antes y después de su cumplimiento efectivo, a modificar sus términos y a incluir otras cláusulas en los contratos que celebre de acuerdo con el procedimiento establecido en esta Ley, así como a incluir otras cláusulas de acuerdo con el mercado internacional de la vacuna. – Las vacunas y los artículos desechables importados por el Ministerio de Salud estarán exentos del pago de los derechos de importación y de todos los demás impuestos, gravámenes, contribuciones, derechos o tasas aduaneros o portuarios de cualquier tipo u origen, incluido el IVA, y del pago de un depósito previo.

– Se prevé que el comprador de las vacunas destinadas a producir la inmunidad adquirida contra el Covid-19 debe presentarlas a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) a los efectos de la intervención que sea de su competencia y deben ser aprobadas por el Ministerio de Salud, que debe expedirlas en un plazo máximo de 30 días antes de su utilización en la población destinataria. – Debido al carácter excepcional del contexto pandémico, las autoridades competentes están facultadas para llevar a cabo la aprobación de emergencia de las vacunas con el debido apoyo de pruebas científicas y bioéticas de su seguridad y eficacia. – Los contratos firmados deben ser presentados a la Auditoría Superior de la Nación y a las Comisiones de Salud del Congreso, siempre con las debidas precauciones para respetar las cláusulas de confidencialidad que puedan contener.